Enviar
Marca centenaria se mantiene en la pelea en el negocio de las bebidas gaseosas
Refrescos Minerva se diversifica para subsistir

• Compañía proyecta introducir más sabores y presentaciones así como renovar las etiquetas de sus refrescos marca Minerva
• Negocio se complementa con distribución de línea de siropes y alianzas para colocar néctares y chocolatería

Karen Retana
[email protected]

Las condiciones en que Embotelladora Muñoz (Emsa) comercializaba sus refrescos gaseosos hace 100 años han cambiado con respecto a las actuales. En esa época la compañía distribuía sus bebidas Minerva en grandes carretones por las calles de Grecia.
Hoy día, pese a la fuerte competencia que ejercen las grandes compañías de bebidas, la embotelladora mantiene vivo su negocio.
Para subsistir, Emsa decidió diversificarse a través de la comercialización de otro tipo de refrescos, ampliación de sus líneas de producto y finiquitó alianzas para aprovechar la capacidad de producción instalada en su planta ubicada en el cantón alajuelense.
“Hemos enfrenado la competencia a través de un muy buen servicio y calidad, complementado con visitas semanales a los clientes”, sostuvo Olman Salas, administrador de la Embotelladora.
Además de la venta en minisupermercados y pulperías, la compañía distribuye en la cadena Perimercados y planea incursionar en otras a mediano plazo.
Sin embargo, una de las prioridades que desvela a los propietarios de la firma es la renovación de equipos, lo cual representa una inversión de $1 millón. La iniciativa tiene como premisa finiquitar el traslado a nuevas instalaciones a un plazo de cinco años.
“Con mayor capacidad de producción, la Embotelladora tendrá las herramientas para maquilar otros productos afines como hidratantes y bebidas de frutas. Actualmente produce vinagre bajo la marca Minerva”, comentó Salas.
Entre las iniciativas de diversificación se encuentra una alianza con las firmas salvadoreñas La Constancia, para la distribución del néctar Paradise en el mercado local, y con Endisa, con sus bebidas de naranja Surf y Delipop.
La colocación de estos productos se complementa con la de agua, chocolatería y confitería, para contrarrestar el efecto que provoca la presencia de empresas de refrescos con políticas de venta agresivas.
“A través de la diversificación hemos logrado ocupar la capacidad ociosa de nuestros camiones, establecer sinergias entre los diferentes productos y mantener una cartera más atractiva para subdistribuidores externos y mayoristas”, señaló Salas.

Parte de la estrategia empleada se ha enfocado a su vez en la búsqueda de nichos de mercados, aun cuando reconocen que existe un sector de la población que prefiere este tipo de refrescos “tradicionales” y que ha sido fiel con la Embotelladora.
Uno de los planes a largo plazo consiste en s la búsqueda de nuevos mercados, como lo es la exportación de su línea de siropes a Estados Unidos.
En la actualidad, la firma exporta cantidades modestas hacia dicho país norteamericano. El plan es tener un volumen considerable en los próximos dos años.
Precisamente, existen dos empresas interesadas en que la empresa se encargue del procesamiento de refrescos y siropes.

















Ver comentarios