Enviar
Sectores productivos temen ceder competitividad por aumento de impuestos
Reforma fiscal pierde amigos
Empresarios turísticos, constructores, médicos y educadores privados rechazan el proyecto de Ley de Solidaridad Tributaria




En un estado de soledad, perdiendo cada vez más amigos, se encuentra la reforma fiscal, impulsada a través del proyecto de Ley de Solidaridad Tributaria.
Lo anterior porque empresarios de diversos sectores consideran que los impuestos que propone le restarían competitividad a cada industria.
La oposición es tal que ha sido llamada “paquete de impuestos regresivos”. Pues la carga al Valor Agregado, contemplada en el proyecto, sería trasladada al consumidor final mediante un aumento de precios en servicios como la educación y la medicina privada.
Algunos sectores ya expresaron su rechazo ante los diputados y líderes impulsores de esta medida, como a Guillermo Zúñiga, de Liberación Nacional, y a Fernando Herrero, ministro de Hacienda, quienes consideran que no se trata de “un paquete de impuestos”, sino de una reforma que busca aumentar la recaudación, simplificando el sistema tributario y haciéndolo más progresivo.
Para ellos, la Ley de Solidaridad Tributaria, que está en discusión en la Comisión de Hacendarios de la Asamblea Legislativa, tiene como objeto aumentar la recaudación en un 2,5% de la producción anual del país.
Esto sería posible eliminando las exoneraciones en el Impuesto al Valor Agregado (IVA), las cuales son disfrutadas mayormente por estratos de mayor ingreso, y nivelando las tasas impositivas de las rentas pasivas del capital al 15%, aseguró Herrero, quien además asegura que se han realizado esfuerzos para mejorar la recaudación.

Vanessa Chaves
[email protected]
Colaboró la periodista Silvia Pardo
Ver comentarios