Enviar
Freno a colocación de deuda externa
Reforma fiscal golpearía economía

Venta de bonos en mercado local causaría alto costo de crédito
La reforma fiscal podría tener muchos méritos o defectos.
Sin embargo, el proyecto es tan grande, que ha tenido el efecto de consumir la agenda legislativa, al punto de que no hay forma de que la Asamblea apruebe otras medidas urgentes, como es la colocación de deuda externa.
Por su parte, el Gobierno tampoco ha tenido tiempo de explicar a la Asamblea cuáles serían los detalles de la propuesta colocación, de modo que los diputados la entiendan.
Mientras tanto, la falta de un acuerdo en este asunto, golpearía la economía, que enfrenta una necesidad imperativa de financiarse.
El Estado opta por el endeudamiento, ya que la recaudación de impuestos es insuficiente para financiar sus gastos en los últimos años, producto de la desaceleración económica.
Además, las plazas en el sector público crecieron en los últimos años, lo cual incrementó la necesidad de nuevos recursos.
Al poder vender la deuda en los mercados internacionales, por un valor de unos $2 mil millones, el Gobierno pagaría su actividad, aprovechando las bajas tasas internacionales de interés.
El hecho de que Costa Rica este año recibió una calificación más alta en los mercados financieros internacionales, ayudaría a que las ventas en el exterior paguen tasas de interés relativamente bajas.
No obstante, las ventas en el mercado global necesitan el aval del Congreso, que hasta la fecha ni siquiera ha entrado en el tema.
Ante este freno, la única opción para el Gobierno es vender todos los títulos de deuda en el mercado nacional.
Se trata de bonos con un valor de aproximadamente $6 mil millones, el año entrante.
Eso implica competir con los prestatarios privados, de modo que incrementen las tasas de interés.
Esto golpearía la economía, al hacer más caro el crédito.
“Nos tiene sin preocupación quedar como los malos, porque esta deuda la pagamos los costarricenses y afecta a todo el país”, dijo Patricia Pérez, diputada libertaria.“Nada cuesta a Hacienda explicar el proyecto”.
Debe haber un diagnóstico del uso de los recursos públicos, sobre todo por parte de instituciones autónomas, antes de aprobar el endeudamiento, insiste Luis Fishman, del Partido Unidad Social Cristiana.
En caso de una falta de aprobación de la colocación externa, las pequeñas y medianas compañías serían las más afectadas, mientras las grandes empresas pueden acudir a los préstamos internacionales.
Al no reducir el monto del endeudamiento, eso podría superar el 50% de la producción en los próximos cinco años, lo cual causaría una mayor inestabilidad económica y financiera, según el Banco Central.
”Sin reforma y sin los eurobonos, el mercado doméstico tendrá que asumir nuestra necesidad de recursos, pero eso tendría un alto costo en las tasas de interés y en la economía”, enfatiza Juan Carlos Pacheco, viceministro de Inversión y director de Crédito Público.

Oscar Rodríguez
[email protected]
Ver comentarios