Logo La República

Lunes, 9 de diciembre de 2019



COLUMNISTAS


Reflexiones: De listas, evasores y elusores fiscales

Leiner Vargas [email protected] | Martes 11 diciembre, 2018


La Costa Rica del siglo XXI no puede seguir siendo complaciente con quienes se han acostumbrado a viajar en el autobús gratis, sin pagar su contribución al desarrollo y provocando malestar social y un deterioro en la desigualdad del ingreso en el país. Tenemos vicios sistémicos en el país y uno de ellos es el desfalcar la hacienda pública, unos mediante pensiones de lujo o beneficios salariales que van más allá de lo racional, otros ocultando ficticiamente sus utilidades, evadiendo pagar los tributos de ley o quienes, de forma eterna, se esconden detrás de subsidios endémicos, eternos. Ahora que hemos pasado el proyecto de reforma fiscal y que por consiguiente los ciudadanos honestos y empresas con ética se disponen a contribuir con más impuestos, y que los funcionarios públicos se ajusten la faja en materia de incentivos, queda necesariamente un tema pendiente, el pedir a cientos de empresarios deshonestos y sobre todo, aquellos que son llamados grandes contribuyentes, que se tomen en serio el país, que paguen acorde con sus ingresos y que dejen de evadir y eludir sus impuestos al país.

Poco favor le realizan al país las empresas que han venido de manera frecuente declarando cero utilidades o pérdidas en forma consecutiva en sus estados financieros. Ciertamente, es posible en uno dos o inclusive tres años mostrar pérdidas, en una mala racha económica, pero la verdad es que las empresas citadas son grandes conglomerados y marcas muy conocidas que no pueden ocultar sus actividades económicas y que no parece, ni es de recibo, que muestren pérdidas o cero utilidades de forma consecutiva en ciclos tan largos. Señores, ustedes ingresan en cualquier sospechómetro ciudadano serio, no se vale viajar gratis y seguir viviendo felices en esta patria que merece más decencia de su parte. Este cuento de las empresas tipo tenedoras de títulos, esconder la elusión fiscal del grupo corporativo que claramente traslada de uno a otro negocio las utilidades para evitar pagar su parte, su pasaje en el autobús del desarrollo del país, muestren ustedes sus estados consolidados y expliquen al país, por qué no se comportan con decencia y pagan sus impuestos a tiempo y acorde con la ley.

Es urgente una transparencia tributaria de los grupos corporativos, no es posible seguir manteniendo tal nivel de descaro, cuando se le pide a la clase media baja que se zoque la faja para ajustarse con el IVA. Desde cervezas, bancos, telefónicas, pasando por conglomerados de servicios y empresas de turismo y comunicación, no se vale seguir asumiendo a medias su compromiso con el país. El pago del impuesto de ventas o futuro IVA es una captura intermedia, no es producto del quehacer de la empresa, no se vale decir que pagamos el IVA, ese impuesto lo paga el consumidor final. Las empresas serias pagan renta, los empresarios deshonestos no son mejores que los ladrones o delincuentes que están en la cárcel, son una clase que debería salir y llevarse sus inversiones malsanas a otras latitudes, eso sí asegúrense de llevarse a todos sus familiares y descendientes, así como sus mañas y asesores fiscales. Si no son capaces de contribuir con Costa Rica, no deberían llamarse costarricenses.

Debería castigarse a estas marcas, empresas y empresarios con una decisión nacional de no consumir sus bienes y servicios, de evitar comprarles desde el Estado a dichas empresas sus bienes y servicios y, sobre todo, de tener una lista de personas no gratas, lista que deberían formar con los nombres de los socios de dichas compañías, que no ingresen en sitios públicos, teatros y entidades financiadas con dinero público, dinero que pagamos los demás y que ustedes evaden o eluden para no pagar. El país debería tener la fortaleza para evitar que el cáncer de la evasión y la elusión fiscal siga carcomiendo a los verdaderos empresarios honestos y a las futuras generaciones. He visto todo tipo de explicaciones, unos aduciendo que pagan muchos millones de impuestos, sin decir que se trata de otros impuestos y no el de renta. Otros tantos aduciendo que son empresas tenedoras de acciones o holdings, pero no dejan claro dónde ni por qué existen dichas empresas, otros simplemente diciendo que les ha ido mal, lo que no parece de acuerdo con su comportamiento de consumo como familias y tampoco explican tantos años de pérdidas sin caer en bancarrota. Creo que aún nos deben muchas explicaciones ellos y muchos otros más.

Ahora bien, si los empresarios y empresas corruptas no pagan sus impuestos o los eluden, es la función del Ministerio de Hacienda a través de la Tributación, las Aduanas o la Policía Fiscal, velar por el cumplimiento efectivo de dichas obligaciones y hacer cumplir la ley. Este aspecto es clave, partiendo desde la dirección y el personal de Tributación Directa, Aduanas y Policía Fiscal, urge tomar consciencia de la necesidad de dar un paso más allá, el país requiere urgentemente que todos nos tomemos en serio el cumplimiento de nuestras obligaciones tributarias, pero ustedes requieren mayor compromiso y esfuerzo para actuar acorde con la ley y poner orden, tenemos un país y un Estado con doble moral y eso debe terminar.

Faltan muchas listas, sería bueno saber quiénes y cuánto pagan de renta las empresas grandes, así como de otros impuestos de ventas o de consumo. Deberíamos tener el listado completo de evasores y de empresas llevadas a los tribunales por declaraciones anómalas o elusión de impuestos. Debería existir auditoría ciudadana permanente de los oficiales de Hacienda, para evitar que se relajen en sus funciones y sigan dejando pasar los elefantes blancos de la evasión y la elusión fiscal.

Por lo pronto, en lo personal, incorporo a mi sospechómetro las empresas de la lista y la necesidad de que se exija más transparencia y compromiso con el país, empezando por una gran auditoría ciudadana de estas empresas de la lista con lupa y hasta las últimas consecuencias. Exijo como ciudadano al día con mis impuestos, a los diputados y al señor Presidente de la República, se ponga orden en tributación, antes de seguir cargando con más ajustes a los costarricenses o intentar seguir poniendo más cortes de gasto. 




NOTAS ANTERIORES


La reducción de impuestos es una necesidad

Jueves 05 diciembre, 2019

Tomar la decisión de políticas inéditas en el país para dinamizar la economía, es un reto difícil para los que ven en el estado el gran paraguas protector







© 2019 Republica Media Group todos los derechos reservados.