Logo La República

Sábado, 8 de agosto de 2020



COLUMNISTAS


Reflexiones: Acorralados mienten para sostener la usura.

Leiner Vargas [email protected] | Martes 10 diciembre, 2019


Es lamentable que un gremio se convierta en un perseguidor de rentas, esto ocurre cuando es más rentable mantener los privilegios de un sistema sin competencia efectiva y con poca transparencia, a mejorar la eficiencia y ganarse a partir de innovación los beneficios del negocio. Lamentablemente el sector financiero costarricense está viviendo del consumidor y se ha convertido en un claro perseguidor de rentas, capturando con ello a las autoridades financieras del país. Los argumentos más insólitos, torpes o fuera de sentido económico, que se han venido utilizando por economistas llamados serios representantes de la disciplina, han puesto en evidencia la desesperación de la Asociación Bancaria Costarricense, ante la inminente regulación de la tasa de interés de usura, umbral necesario para que los tribunales de justicia puedan poner coto a más de 700 mil casos de cobro judicial existentes. Se trata del debate más serio entre progresistas y conservadores en la economía de los últimos 25 años.

El argumento más absurdo dado por los defensores de la usura es que poner un tope a la tasa activa máxima de usura o umbral de usura, aumentará la tasa pasiva del sistema, llevando a los ahorrantes a una situación de riesgo en sus posibles ingresos por ahorrar. FALSO, totalmente inconsistente, dado que los topes presentados en la comisión legislativa parten de flexibilidad y reconocen como partida el costo del dinero, de tal forma que, si este último sube, también subirá el umbral. Este argumento no es más que una cortina de humo para engañar, falsear o intentar crear miedo entre los ahorrantes.

El argumento de que los créditos en vivienda, producción o servicios que hoy están muy por abajo en su equilibrio de mercado en su tasa activa, es decir la tasa activa es muy por debajo de la tasa de referencia planteada para el umbral de la usura, se verán afectados aumentando la tasa hasta casi el límite de usura. FALSO, totalmente falaz y mal intencionado argumento, no tiene ningún sustento económico, todo mercado en equilibrio por debajo de la definición de un precio máximo permanecerá en la misma condición original y no se verá afectado por el referente de usura. Este argumento es doloso, además, dado que genera temor entre prestatarios que asustados podrían tomar decisiones equivocadas producto de la mentira de quienes por querer asustar a los costarricenses han dicho tal nivel de incoherencia económica.

Tercer argumento emitido, que tendremos una alta exclusión financiera de los más pobres en el sistema económico, sobre todo en el segmento de tarjetas de crédito. Algunos hablan de 400 y otros mas de 700 mil costarricenses que serán excluidos del sistema financiero. FALSO, cerca de un 25 por ciento de los costarricenses no tiene acceso a tarjetas de crédito y en general, está bastante excluido del sistema financiero más por razones de capacidad de pago que por la existencia de una tasa límite de usura. Por el contrario, si la tasa límite baja al 30 o 35% como se ha venido proponiendo, sería más razonable que existiera una mejor aproximación a dicho mercado por actores que tendrían que competir con volumen y no con precio en el segmento de tarjetas. Al decir esto, los defensores de la usura asustan a quienes tienen una tarjeta de crédito que podrían perderla, falso, si un negocio es rentable el proveedor no tendría argumentos para perder un cliente.

Cuarto argumento emitido es que la regulación creará más informalidad y provocará un mal peor al que se pretende corregir. FALSO, dado que será límite de usura para todos los segmentos de mercado, el mercado formal, el mercado de compras a pagos comerciales y el mercado informal de crédito. Con lo anterior queda totalmente saldado el elemento indicado como un error de la regulación.

Quinto argumento utilizado, que la tasa de usura debe definirse por el Banco Central que es el órgano técnico asociado al tema. CIERTO y FALSO, la forma incorrecta e incompetente de calculo que ha realizado el Banco Central muestra dos posibles situaciones, negligencia o captura regulatoria, en cualesquiera de los dos casos se justifica ampliamente la participación de la Asamblea Legislativa en el tema, dado que no es de recibo que tengamos a un regulador del lado de los Bancos y en contra de los usuarios del sistema financiero.

Finalmente, se ha dicho por los defensores de la usura que el mercado libre y en competencia regular la tasa de interés es un error por intervenir un mercado. FALSO, existen más de 60 países en el mundo que lo hacen producto de las fallas de mercado existentes en el mercado financiero, desde la captura regulatoria, la falta de competencia efectiva y pasando por las asimetrías de información y la selección adversa. Todo ello obliga a regular de manera directa el valor umbral de usura en el país.

He de concluir que en lo único que coincidimos todos en este debate es en la necesidad de tener un consumidor financiero que mejore su cultura financiera, aspecto que obliga a una mayor educación desde primaria, el fortalecimiento de la información preventiva de los servicios, así como, la necesidad de regular apropiadamente la entrada y la salida de los instrumentos de crédito existentes, para evita, la usura o estafa financiera.


Dr. Leiner Vargas Alfaro

www.leinervargas.com

Economista de la Universidad Nacional



NOTAS ANTERIORES


La democracia de La Calle

Viernes 07 agosto, 2020

El sector empresarial, especialmente los dueños de restaurantes y bares, unidos a algunos comerciantes, han recurrido a “la democracia de la calle” como acto de

Los emperadores de la economía digital

Viernes 07 agosto, 2020

La audiencia de la semana pasada en el Congreso de los Estados Unidos surge en un contexto en donde el 77% de los estadounidenses considera que los gigantes

Manejo de crisis y respeto a la legalidad

Viernes 07 agosto, 2020

La Constitución Política de 1949 y las leyes de la república proveen el marco dentro del cual los gobernantes están obligados a atender los asuntos de estado

¿Ante una Huelga de Brazos Caídos?

Miércoles 05 agosto, 2020

La década de 1940-1949 fue compleja, por el escenario nacional y los acuerdos políticos que se habían disuelto o roto, Calderón – León Cortés, y por los acuerdo






© 2020 Republica Media Group todos los derechos reservados.