Enviar
Referendo para reelección de Uribe ante decisiva votación
Proyecto que abriría la puerta a un tercer mandato del presidente colombiano debe ser aprobado por el Congreso

Bogotá
EFE

El referendo con el que los partidarios del presidente colombiano, Álvaro Uribe, buscan que pueda optar a una segunda reelección se enfrenta este martes a una decisiva votación en el Congreso, en medio de denuncias opositoras sobre la supuesta compra de votos por parte del Gobierno.
La Cámara de Representantes votará hoy un proyecto de ley, aprobado la semana pasada por el Senado, para convocar a un referendo con el fin de consultar a los colombianos si aprueban modificar la Constitución para que Uribe pueda optar a una segunda reelección en los comicios de 2010.
El proyecto dice textualmente: “Quien haya sido elegido a la Presidencia de la República por dos periodos constitucionales, podrá ser elegido únicamente para otro periodo”.
Si la Cámara de Representantes le da el visto bueno en una votación que se prevé “reñida”, según políticos y analistas, únicamente quedará el examen de la Corte Constitucional para que el referendo pueda ser convocado.
El procurador general de la nación, Alejandro Ordóñez, anunció ayer que se investigarán las denuncias presentadas por varios políticos de oposición sobre las supuestas prebendas y presiones del Gobierno a los congresistas para que voten a favor del referendo.
En un diálogo con Caracol Radio, Ordóñez explicó que a la Procuraduría le corresponde asumir este tipo de investigaciones por mandato constitucional.
Las primeras denuncias partieron la semana pasada del aspirante presidencial Germán Vargas Lleras, del partido Cambio Radical, que afirmó que varios parlamentarios han sido “seriamente presionados” para votar a favor del referendo.
Por su parte, el precandidato liberal Rafael Pardo denunció que el Gobierno está usando 220.000 millones de pesos (unos $110 millones) de un fondo destinado a seguridad ciudadana para comprar votos.
El Gobierno, a través del ministro de Hacienda, Óscar Iván Zuluaga, desestimó ayer esas denuncias.
Decenas de congresistas y ex congresistas han sido investigados en los últimos meses porque supuestamente fueron beneficiados con la adjudicación de notarías y otras prebendas por votar a favor de la reforma constitucional que posibilitó a Uribe optar a su primera reelección en 2006.
Ver comentarios