Enviar
Daniel Ortega defiende fallo que lo posibilita para repetir en la Presidencia
“Reelección es inapelable”
Posibilidad de que el gobernante se mantenga en el poder caldea los ánimos en Nicaragua

Managua
EFE

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, aseguró que el fallo que elimina el obstáculo constitucional para su posible reelección “está escrito en piedra y es inapelable”, mientras dirigentes políticos, sociales y empresariales alertaron de las consecuencias para el país.
“Ese fallo de la Sala Constitucional ya fue reconocido por el Consejo Supremo Electoral (CSE) y por lo tanto ya es inapelable y esto es importante tenerlo claro los oligarcas y vendepatrias”, dijo Ortega en un discurso en la antigua Casa Presidencial.
El lunes la sala constitucional de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) declaró “inaplicable” el artículo 147 de la Carta Magna, que impide la reelección presidencial continua y limita a dos el máximo de mandatos de un presidente, en un fallo dictado sin la mitad de los magistrados titulares de la sala, precisamente los no afines al Gobierno.
En sus primeras palabras después del fallo, Ortega arremetió contra los que se oponen a la sentencia, a los que llamó “residuos de la oligarquía”.
El gobernante aludió al ex presidente Arnoldo Alemán y al líder opositor liberal Eduardo Montealegre, que se reunieron para rechazar el fallo.
“Cómo pegaba gritos el doctor Alemán, parecía una mona mal tirada, y el otro (Montealegre) que le robó millones al pueblo, hablando de honradez cuando ambos deberían de estar en la cárcel”, dijo Ortega.
El mandatario pidió a los líderes de la oposición que “se calmen y que no se ahoguen en un vaso de agua”, que esperen a las elecciones presidenciales de noviembre de 2011 para que el pueblo decida con su voto.
“Si nosotros (los sandinistas) estamos tan mal como dicen, entonces ¿de qué se preocupan?, ¿cuál es el miedo?, si para eso están los votos”, insistió Ortega.
La sentencia tiene su origen en un recurso de amparo presentado por Eduardo Mejía, apoderado de Ortega, y otros 109 alcaldes sandinistas del país, que llegó el lunes al máximo tribunal tras pasar por el CSE y el Tribunal de Apelaciones de Managua.
Ese mismo día, la Corte estimó el recurso en un fallo firmado sin tres de sus seis magistrados titulares, los opositores a Ortega, que fueron sustituidos por jueces suplentes sandinistas.
Durante la jornada de ayer, el ex canciller y diputado liberal opositor Francisco Aguirre advirtió que el fallo judicial favorable a las pretensiones de Ortega “profundizará la crisis económica y política” que vive Nicaragua.
Ese fallo tiene “repercusiones jurídicas que conllevarán a su vez unas repercusiones políticas que podrían llevar al país a una crisis económica”, dijo a la televisión local el académico y jurista independiente Fanor Avendaño.
La Cámara de Comercio Americana de Nicaragua también se manifestó al respecto y advirtió en un comunicado de que ese episodio “no abona al clima de negocios requerido para promover la inversión nacional y extranjera en este país”.
“Vamos a tener que analizar esto en Bruselas, la verdad que la rapidez (del fallo) no nos ha permitido informar a nuestra sede que esto podría pasar”, dijo a periodistas el embajador de la Comisión Europea para Centroamérica y Panamá, Mendel Goldstein.
El diplomático también expresó que esperarán la reacción de la Organización de Estados Americanos (OEA) para tomar una decisión concreta sobre la situación que vive el país centroamericano.
Por otro lado, Ortega acusó a opositores, algunas embajadas y Organizaciones No Gubernamentales (ONG) de alentar la violencia en el Caribe para boicotear las elecciones regionales de marzo de 2010.
Ortega hizo estas declaraciones después de que el lunes en Puerto Cabezas, capital del Caribe Norte, efectivos de la Policía dispersaran por la fuerza a manifestantes indígenas frente a la Casa de Gobierno cuando pretendían tomar el edificio, con el argumento de que les pertenece.
Un indígena miskito de 78 años murió de un paro cardíaco durante la manifestación, disuelta con gases lacrimógenos, y líderes denunciaron al menos otros dos heridos de bala.


Alemán cómplice de Ortega

La opositora Coalición Democrática acusó al ex gobernante nicaragüense Arnoldo Alemán de ser “cómplice” del fallo de la sala constitucional de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) que allana el camino a la reelección del presidente Daniel Ortega.
La Coalición Democrática, que aglutina a cuatro pequeños partidos y un sindicato, señaló en un comunicado que la decisión de la sala constitucional de la CSJ de declarar “inaplicable” el artículo de la Carta Magna que impide la reelección presidencial continua es parte del “pacto secreto” que mantiene el líder sandinista con Alemán.
Según esa coalición, integrada por conservadores y ex funcionarios del Gobierno que presidió Enrique Bolaños (2002-2007), Alemán, que estuvo en prisión por corrupción, “pagó el favor” de su libertad a Ortega con esta sentencia.
Alemán, mandatario entre 1997 y 2002 y líder del opositor Partido Liberal Constitucionalista (PLC), fue condenado a 20 años de cárcel en 2003 por fraude contra el Estado y otros cargos de corrupción y cumplía su condena hasta que el 16 de enero pasado fue sobreseído por la sala penal del máximo tribunal, recordó.


Empresarios rechazan fallo

Managua
EFE

La Cámara de Comercio Americana de Nicaragua (Amcham) manifestó su rechazo a una sentencia de la Sala Constitucional de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) que elimina un artículo de la Carta Magna que impide la reelección continua del presidente, Daniel Ortega.
“Desconocemos la decisión adoptada de forma ilegal e ilegítima por dichos funcionarios (seis magistrados sandinistas) que arrogándose facultades no conferidas, sobrepasaron la facultad exclusiva del constituyente al extralimitarse en sus funciones violentando el orden constitucional”, expresó la Amcham en un comunicado.
El fallo fue dictado el pasado lunes en una maniobra de los jueces sandinistas de la sala constitucional, conformada a partes iguales por magistrados liberales y sandinistas, que resolvieron la cuestión de manera expedita y sin la presencia de los magistrados opositores, que fueron sustituidos por suplentes oficialistas.
Según Amcham, que aglutina a empresarios nicaragüenses y norteamericanos, los magistrados oficialistas “han actuado contra toda lógica jurídica promoviendo decisiones que no responden más que a ambiciosos intereses personalísimos, por todos conocidos”.
Ver comentarios