Reduzca los accidentes de sus  flotillas
Enviar

Mantener sus vehículos en buenas condiciones es un buen hábito que le ayudará a evitar accidentes. Pero no es el único factor, uno de los más importantes es la forma en que conducen sus choferes.

Cuando se trata de elevar los parámetros de seguridad de sus unidades, es fácil realizar el control de calidad de cada unidad, pero no así la capacidad de los conductores.

El 90% de los accidentes de vehículos puede prevenirse si se cumpliera con las medidas de seguridad en transporte.

La labor en la administración de flotillas incluye asegurar y ofrecer al personal la capacitación adecuada y del buen estado de las unidades.

De la misma manera, tener los vehículos en excelentes condiciones con buenas prácticas de prevención y el respaldo de repuestos le ayudarán en esta tarea.

“Con el propósito de mantener las flotillas funcionando en óptimas condiciones y en su máxima capacidad es importante usar repuestos originales que cumplan con los estándares de seguridad, para evitar accidentes”, dijo Alfredo Rodríguez gerente general de Maxi Repuestos.


CUIDE A SU PERSONAL

1. Evitar la fatiga

• El cansancio de los choferes es una de las principales causas de accidentes.
• El agotamiento altera tanto la visión como el estado de ánimo y esto, a su vez, afecta sus tiempos de reacción y su habilidad para tomar decisiones inmediatas.
• Si están cansados, los choferes pueden cometer errores como invadir carriles o no guardar la distancia adecuada entre vehículos.
• Por lo anterior, evite exceder las horas de trabajo de sus colaboradores, que duerman ocho horas al día y eluda los horarios irregulares de trabajo.
• En algunas empresas la operación de desplazamientos es nocturna, el turno es el que más influye en la fatiga y el nivel de alerta del conductor, por lo que se deben tomar previsiones para minimizar estos problemas.

2. Verificar el estado de la unidad

Tanto los encargados de la flota como los conductores deben verificar al menos cuatro indicadores para determinar que cada unidad asignada está en condiciones óptimas para viajar:
• Frenos
• Luces
• Dirección
• Suspensión

3. Revisar los neumáticos

• Las llantas aumentan la seguridad en el camino, es indispensable que se mida y calibre la presión de inflado de las mismas antes de cada desplazamiento.
• La presión debe ser revisada con mucha frecuencia para que se mantenga dentro de los límites de seguridad marcados por el fabricante. Si se va a cargar más de lo acostumbrado, es necesario corregir la presión.
• Para facilitarle la tarea de llevar un registro de los turnos de los conductores, los servicios preventivos y de reparación de cada vehículo y de la revisión de los neumáticos, lo ideal es que se cuente con un sistema inteligente para administrar el mantenimiento de su flotilla.