Redes 5G llegarían en 2023
La mitad de los operadores celulares trabajarán sin intervención humana con métodos de predicción y de automatización de sensores y medidores en 2030, predijo el experto de Huawei. Shutterstock/La República
Enviar

Redes 5G llegarían en 2023

Huawei prevé que las primeras redes celulares 5G entrarían en funcionamiento en 2020, pero el servicio empezará a comercializare tres años después.
Esta proyección fue realizada por Weng Tong, experto de la empresa china de telecomunicaciones, que ha invertido $500 millones en la investigación del nuevo estándar de comunicación móvil.


Tong es miembro activo de la IEEE, del Canada Research Center, y trabajó en estandarizar el protocolo UTMS o 3G y el LTE o 4G.
“Los ciclos de innovación se están acelerando: GSM tomó 12 años para expandirse; 3G nueve años, 4G cinco y 5G tendrá menos que eso, y podría ser implementado tan pronto como 2023”, dijo el experto a periodistas en el centro de investigación y desarrollo inalámbrico de Huawei en Shanghái.
Tong señaló algunos factores que sustentan su estimación: los fabricantes de equipos y terminales que ya están comprometidos en el desarrollo de 5G y espera que las primeras especificaciones comiencen a incorporarse a partir de 2016.
“Los operadores 3G o incluso 4G siempre fueron reticentes, pensaron que era demasiado pronto para invertir en nuevas tecnologías, pero es más claro que nunca que el futuro será móvil y conectado: hoy tenemos cerca de 6 mil millones de personas conectadas en el planeta, de estas un 20% lo hace con teléfonos inteligentes”, explicó.
Pero ya se están proyectando 100 mil millones de dispositivos conectados para 2025, todos con chips, sensores y medidores en los hogares, en los automóviles y en la industria, algo que solo podrá lograr la tecnología 5G.
Al igual que en las generaciones anteriores de la telefonía móvil, los desafíos técnicos permanecen para incrementar la eficiencia del espectro radioeléctrico —al ser un bien escaso— y aumentar la cantidad de sitios con células pequeñas, además de armonizar las frecuencias a nivel mundial para generar economías de escala.
Las nuevas redes requieren una arquitectura basada en células pequeñas y agregación de portadoras, la combinación de más de una banda de frecuencia —como sucede hoy con la LTE-Avanzada— incluyendo bandas por encima de 70 Gigahertz, debido a la combinación de grandes datos y el cómputo en la nube.
Para la expansión del Internet de las Cosas (IoT, por sus siglas en Inglés) se requiere una red estable y fiable con la transmisión de datos de alta capacidad y baja latencia, una promesa que 5G podría cumplir con velocidades de transferencia de hasta 10 gigabits por segundo.

Johnny Castro
[email protected]


Ver comentarios