Logo La República

Sábado, 17 de agosto de 2019



NACIONALES


Recuperación económica estadounidense decepciona

Carolina Acuña [email protected] | Martes 14 septiembre, 2010



Indices en consumo son bajos y economía no muestra signos de crecimiento fiables
Recuperación económica estadounidense decepciona
Productores nacionales reconocen que reactivación local y externa irán de la mano

El despertar de la principal economía de América fue aparentemente temporal y al parecer tomará una nueva siesta. La falta de empleos restringirá el gasto del consumidor más de lo previsto, y eso afectaría a los productores locales que tienen como meta el mercado estadounidense.
Para el productor costarricense, es difícil impulsar un crecimiento a partir de ventas en el mercado nacional. Por eso, que Estados Unidos regrese a su sueño les provoca desvelo.
Los principales centros académicos estiman que el desempleo superaría el 10%, cifra histórica.
El Departamento de Comercio de Estados Unidos pronosticó que el gasto del consumidor crecerá muy poco y el peso de este tipo de compras representa casi el 70% de la economía.
La Young President’s Organization reveló que la confianza de los máximos responsables ejecutivos de Estados Unidos se redujo sobre todo en el sector de la construcción.
En el mercado residencial –cuna de la crisis financiera– la venta de viviendas se ha desmoronado.
“En Costa Rica la desaceleración en Estados Unidos seguramente significará una caída de algunas expectativas de crecimiento en exportaciones”, analizó Leiner Vargas, economista del Centro Internacional de Política Económica para el Desarrollo Sostenible.
No cabe duda que las empresas nacionales han tenido que ajustarse, especialmente en reducción de inventarios y programas de producción acordes con los pedidos de sus clientes.
“Las empresas han tomado medidas paliativas con la certeza de que la economía estadounidenses saldría del bache a corto plazo”, dijo Alvaro Valverde, director ejecutivo de Asociación de Zonas Francas.
Entre estos paliativos está también el reforzar los vínculos costarricenses con China, y otras economías emergentes. Además de aprovechar los mercados con los cuales se tienen tratados comerciales. Igualmente, el consumo interno será vital.
Existen quienes ven las dificultades estadounidenses como una oportunidad para trasladar procesos productivos que les permitan seguir siendo competitivos en sus mercados. “Empresas ya instaladas en Costa Rica podrían responder a las necesidades de sus casas matrices mediante un incremento de su capacidad de producción”, agregó Valverde.
Es de esperar que la economía estadounidense reaccione en forma de “W”. Es decir, ya se salió de la crisis, hubo una recuperación, y sería de esperar una nueva recesión antes del repunte definitivo.
Ante ese riesgo, es vital ver a los socios comerciales más cercanos ya que Europa atraviesa un momento difícil, y Asia está muy lejos.
“Lo que veo es que quizá podamos convertir esto en una antesala para aprovechar otras oportunidades, como ir a mercados suramericanos”, afirmó Marco Fidel Tristán, propietario de Costa Rica Cigar.

Carolina Acuña
[email protected]