Enviar
Yamileth González asevera que centros universitarios no son simples casas de enseñanza
 

Rectora de la UCR defiende autonomía

 
  •                                No se abandonarán posiciones en contra del Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos
  •                                Universidad acatará el resultado del referéndum de octubre y contribuirá a su cumplimiento
 
Carlos Mora J. cmora@larepublica.net
 
 
La Universidad de Costa Rica (UCR) está dispuesta a defender su autonomía y a no ser neutral en los temas nacionales, incluido el Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos (Cafta).
Yamileth González, rectora de la UCR, respondió consultas de LA REPUBLICA relacionadas con una carta enviada por el centro de estudios al Tribunal Supremo de Elecciones (TSE).
Allí se advierte que a la UCR le resulta inadmisible que, de cualquier forma, se le intente obstaculizar o impedir hacer del conocimiento público la celebración de determinadas actividades o de sus resultados, relacionados con la realidad social, cultural, política o económica de Costa Rica.
 
—¿Por qué la reacción de la UCR?
Porque se han tocado espacios muy sensibles, como son la autonomía universitaria y la libertad de cátedra.
 
—¿Cómo define esos conceptos?
Estos tienen origen en la misma universidad. Los constituyentes, con gran sabiduría, abrieron esos espacios para una libre expresión sin presiones de ninguna naturaleza. En principio para la UCR y para la universidad pública en general.
 
—¿Considera que se les quiere limitar en esas facultades?
Así lo hemos visto nosotros. Respeto al Tribunal de Elecciones, pero en este caso creemos que la redacción de la resolución toca la autonomía universitaria.
 
—¿Por qué esa apreciación?
Porque trata de inhibirnos a expresar libremente el pensamiento, el conocimiento que en la Universidad se desarrolla.
 
—¿Han tenido otros problemas similares?
Bueno, nos preocupa porque responde a expresiones de algunos sectores que han censurado la actividad de la Universidad en el sentido de que creen que se toma partido y que la UCR debe ser neutral.
 
—¿No deben tener esa neutralidad?
Por supuesto que no somos neutrales. No estamos dispuestos a admitir presiones. No somos indiferentes con la realidad y el contexto nacional.
 
—¿Cómo se toman las posiciones en la UCR?
Diferente a otro tipo de entidades o empresas, donde los superiores dictan líneas. En la UCR hay un Consejo Universitario electo por toda la comunidad, legitimado estatutariamente para dar políticas y es el órgano oficial de la Universidad.
 
—¿Y la autonomía de las facultades?
Las escuelas de las facultades tienen una gran autonomía. Celebran actividades diferentes y aunque el Consejo o la rectora quisieran inhibirlos, ello no es posible.
 
—¿Esa autonomía ha sido respaldada por la Sala IV?
La Sala Constitucional ha sido muy clara en eso en diferentes momentos. La define como esa capacidad que tiene la Universidad de darnos nuestro propio gobierno y administración, sino también la potestad y facultad de crear conocimientos, discutirlos y difundirlos a la sociedad. También de incidir con propuestas en el desarrollo nacional.
 
—¿Hay entonces una sola voz en la UCR?
Donde hay estudio y pensamiento no puede haber una sola voz. Por eso en relación al Cafta aquí hay voces diferentes. Las hay del “No” y del “Sí”. Eso ha sido permanente en esta Universidad desde hace tres años.
 
En lo personal, ¿cuál es su posición sobre el Tratado?
Creo que Costa Rica tiene que estar abierta a acuerdos comerciales. No obstante el Cafta no lo comparto porque genera problemas para toda una historia positiva que hemos construido los y las costarricenses, sin negarnos a evolucionar.
 
—¿Cree posible un mejor Tratado?
Eso es lo que muchos creemos. Lamentablemente, como están planteadas las cosas, uno está a favor o en contra. No hay términos medios, no hay matices.
 
—¿A dónde nos conduciría el referéndum?
El resultado de esa consulta será un camino importante a asumir. Como Universidad eso lo reivindicamos y lo defendemos. Hay que respetar el resultado. Si nos dice “Sí”, como Universidad estaremos dispuestos a colaborar para que la ruta nueva de historia que se desarrolle sea lo más positiva para todos. Si nos dice “No”, también contribuir a una mejor negociación comercial con Estados Unidos.
 
—¿Eso sería factible?
Tengo entendido que diferentes actores en Estados Unidos claman incluso por una negociación diferente, donde Estados Unidos no sea un actor que obtenga las mayores ventajas. Incluso el presidente Oscar Arias tiene un liderazgo y una capacidad de negociación y de relación con otros actores como pocos la tienen en el país.
 
—¿Qué falta en la campaña del referéndum?
Una participación más equitativa, porque no la vemos que pueda ser igualitaria.
 
—¿Usan fondos públicos en la UCR para la campaña?
Se habla de que lo hacemos para campaña del “No”, pero nadie ha puesto ninguna denuncia concreta ni yo conozco ningún caso. Sí se destinaron recursos para estudios sobre la situación de sectores frente al Cafta. No se destinan fondos para propaganda.
Ver comentarios