Enviar
Recta final


Hoy, 29 de enero, se inicia la cuenta regresiva hacia el último mes de tiempo que tiene la Asamblea Legislativa para aprobar la agenda de implementación del Tratado de Libre Comercio entre Estados Unidos y Centroamérica (Cafta).
El camino que han atravesado esas iniciativas ha sido extenso; sin embargo, aún hay proyectos importantes que no han logrado superar la barrera de la votación en el plenario, entre ellos los relacionados con las aperturas de seguros y telecomunicaciones.
A la fecha, esos proyectos debían contar al menos con primer debate para que en un plazo de 30 días la Sala Constitucional tuviera la oportunidad de analizarlos y determinar su viabilidad, y así, regresar de nuevo al plenario para su eventual segundo debate.
Sin embargo la situación actual es distinta, en momentos en que resta exactamente un mes para que venza el plazo que el Cafta establece para la entrada en vigencia y aprobación de la agenda complementaria.
Esta situación debe representar un llamado de atención para los diputados que —por una u otra razón— han contribuido con el tortuguismo legislativo o que no han colaborado en agilizar los trámites.
El 7 de octubre anterior los costarricenses tomaron una decisión en relación al acuerdo comercial y sus implicaciones.
Quienes acudieron a las urnas lo hicieron conociendo que en el papel estaban temas como las aperturas de esos servicios, que se requerían reformas legales en aspectos como leyes de marcas y propiedad intelectual, que habría la necesidad de poner sobre el tapete tratados como el de Budapest.
Independientemente del margen de diferencia, los diputados deben respetar la decisión popular adoptada en el referéndum. Se deben mantener la claridad, la serenidad y la perspicacia suficientes para que lo que se requiere aprobar sea lo adecuado y para que se mantengan las garantías necesarias para los costarricenses, pero también se debe trabajar con agilidad y firmeza para cumplir con lo que el pueblo decidió.
En adelante, sea cual sea el trámite que lleve a cabo el Poder Ejecutivo sobre la posible solicitud de una prórroga, los diputados no deben mermar en su responsabilidad de sacar la tarea que aún está pendiente.
Ver comentarios