Enviar
Partidos cortarán hoy mitad de contribución estatal
Recorte a gastos de campaña con vía libre

Deuda política quedará en ¢25 mil millones

La factura que pagaremos los costarricenses para financiar la campaña electoral se reducirá casi a la mitad.
Un acuerdo político entre las principales bancadas en el Congreso permitirá que esta noche se dé el primer paso en esa dirección, cuando se dictamine el proyecto que limita la contribución estatal.
Con el recorte, la deuda política ascenderá a ¢25 mil millones, en vez de los ¢43 mil millones a los que tenían derecho los partidos inicialmente.
De esta forma se evita que el déficit fiscal crezca más de la cuenta por la factura electoral.
“Hemos llegado a un acuerdo para votar la iniciativa que el PAC ha propuesto. La idea es que una vez que supere la etapa de comisión, se dispense de todo trámite y se vote lo más rápido posible en el Plenario”, expresó Fabio Molina, jefe de fracción del PLN.
Esta es una buena noticia para los contribuyentes, pues a través del pago de sus impuestos, el Estado financia las operaciones de los partidos políticos.
La deuda política se calcula con base en un 0,19% del PIB del año trasanterior a las elecciones, lo que equivale para 2014 a ¢43 mil millones.
En ese sentido la iniciativa que se dictamina hoy fija esa contribución en el 0,11% del PIB.
Esta no sería la primera vez que se recorta la contribución estatal por falta de dinero del Gobierno, pues en 2002 y en 2010, los propios partidos impulsaron los recortes.
Por ejemplo, en las elecciones en que Laura Chinchilla se convirtió en la primera presidenta de la República, se autorizó a las agrupaciones políticas a gastar ¢17 mil millones, lo que en ese momento equivalía al 0,11% del PIB.
“Nosotros queríamos que se recortara más dinero, pero llegamos a este acuerdo que fue el mejor que pudimos alcanzar. Esperamos que el proyecto no tenga ninguna traba en el Plenario”, indicó María Jeannette Ruiz, diputada del PAC.
La deuda política solo cubre a los partidos que logren más del 4% de los votos válidos para presidente de la República o a las agrupaciones que logren al menos una diputación.
El mantenimiento de la democracia es uno de los gastos más importantes que se deben hacer cada cuatro años, pero esto no implica que este pueda ser desmedido, sobre todo cuando la campaña política dura menos de cinco meses.
“Es una exageración tanta plata, sobre todo si se considera que el periodo para reconocer gastos de campaña es muy corto. Debido a esto, muchos partidos crean mecanismos extraños que al final no son transparentes para justificar gastos de campaña”, considera Fernando Berrocal, precandidato del PLN.

Esteban Arrieta
[email protected]


Ver comentarios