Enviar
Recordando al maestro

Tres exposiciones distintas rendirán homenaje al gran artista costarricense Francisco “Paco” Amighetti, al conmemorarse un siglo de su natalicio

Melissa Arce
[email protected]  

Don Paco Amighetti supo tejer una vasta obra en muchos frentes artísticos y hoy por hoy diversas generaciones dan cuenta del legado de un gran maestro, figura insigne para el arte y la cultura costarricenses.
A un siglo de su nacimiento, tres exposiciones enaltecen el nombre y la obra de este pintor, grabador, muralista, historiador y poeta.
El Museo de Arte Costarricense inaugurará la exposición “Un viaje hacia la noche”, una retrospectiva que consta de 45 piezas, elegidas entre las más significativas de su prolija carrera.
“Un viaje hacia la noche” fue el nombre que recibió su última obra, un tríptico de 1988 que él mismo describió como una metáfora de la muerte, esta creación será el corolario de una muestra que incluye óleos, acuarelas, pinturas al fresco o murales, dibujos y xilografías elaboradas por el artista desde 1931.
El curador de esta muestra, José Miguel Rojas, realza el carácter existencial de la obra del maestro, el cual se manifiesta con mayor fuerza a partir de los años 40.
Dos obras de gran formato son parte de la exhibición, los murales “La agricultura” y el “Retablo del Hermano Pedro”.
Esta exposición se inaugurará el jueves 6 a las 7 p.m.
A partir de hoy, la Asociación Costarricense de Acuarelistas y el Museo Calderón Guardia exhibirán obras de más de 31 artistas plásticos nacionales en una muestra que busca rendir homenaje a Amighetti.
En este caso, la exposición se centra en una de las técnicas por las cuales también fue reconocido don Paco, donde las más de tres decenas de exponentes exploran diversidad de temas, formatos y variaciones de la acuarela.
El paisajismo de Flora Zeledón convive en esta muestra con el uso libre de la mancha de Fabio Herrera o Cristina Oreamuno, la figura humana utilizada por Ana Griselda Hine, o intervenciones más contemporáneas de la acuarela como las que realiza Herberth Bolaños, que incorpora material textil en sus creaciones.
Esta exhibición podrá apreciarse hasta el 22 de setiembre.
Producto también de la herencia artística de Amighetti, cinco generaciones de grabadores en madera expondrán sus obras en la Galería Sophia Wanamaker, del Centro Cultural Costarricense Norteamericano, en Los Yoses.
“Francisco Amighetti: Herencias y legados” reunirá a un grupo de 25 artistas que van desde ex alumnos de Amighetti hasta exponentes de generaciones más jóvenes.
La muestra también contará con cinco obras del formador, como “Trópico”, “El muelle”, “Priscilla”, “La colina” y “Brindis”.
La exposición agrupa una muestra representativa de los artistas que siguieron los pasos de don Paco, en palabras de Alberto Murillo, quien es curador de la exposición y a su vez director de la Escuela de Bellas Artes de la Universidad de Costa Rica.
“Don Francisco les dio alas para que pudieran alcanzar el conocimiento universal y convertir al grabado en una vertiente importante del arte. Comprobó que no se necesita viajar a París para desarrollar arte de carácter universal”, manifestó Murillo.
Esta exposición estará abierta al público del 11 de setiembre al 9 de octubre; la entrada es gratuita.
Ver comentarios