Enviar

Recompras disminuyen su atractivo

El alto costo del financiamiento de la operación y los bajos rendimientos de los títulos reducen la ganancia que se obtiene

Agustina Cobas
[email protected]

Las operaciones de recompra de títulos de valores, una de las principales transacciones que se realizan en el mercado local, han disminuido su atractivo durante los últimos meses.
Esto debido a que el costo que implica realizar la operación ha aumentado, y los rendimientos que los títulos de renta fija ofrecen no son tan elevados como hace un año, por lo que realizar la recompra pierde sentido, si no se obtiene una ganancia significativa.
En el mercado local, las recompras han sido tradicionalmente una de las operaciones más realizadas, ya que a través de estas es posible obtener liquidez, cuando se necesita, y márgenes de ganancia interesantes sin desprenderse del título (ver recuadro).
Dada la naturaleza de la operación, tiene sentido realizarla cuando, por ejemplo, se espera que el precio de un título determinado suba.
Otra de las situaciones que propicia la realización de esta operación es cuando se tiene una curva de rendimientos empinada, lo que permite hacer un arbitraje entre rendimientos de corto y largo plazo.
“Las recompras tienen un nivel de atractivo cuando me financio a un costo bajo y me genera una rentabilidad superior al costo; eso funciona bien con un diferencial apropiado entre rendimientos de corto y de largo plazo”, comentó Andrés Víquez, gerente del puesto de bolsa de Aldesa.
Sin embargo, las condiciones actuales no son atractivas, debido a que el costo de financiar la operación es más elevado que el rendimiento que se puede obtener.
“Con una curva relativamente horizontal, como la actual, no es atractivo realizar una recompra, al menos en estos momentos”, agregó Víquez.
Antes de que se implementaran las bandas cambiarias en octubre del año pasado, las recompras se utilizaban para hacer arbitraje entre colones y dólares, porque se sabía cuál iba a ser la devaluación de la moneda local.
Por su parte, otros actores del mercado coinciden en que las condiciones ya no son las mismas de antes.
“El costo de financiamiento está un poco alto, la curva está plana, porque no se han dado los ajustes necesarios como para que la situación sea otra”, señaló Alvaro Gómez, gerente de BN Valores.
Además, en el mercado local existe la percepción entre corredores y analistas de que los inversionistas no están moviendo sus inversiones porque esperan que el panorama de la economía se aclare.
“Yo siento que hay un impasse, donde la gente tiene que analizar los escenarios de distinta naturaleza, considerando, entre otros factores, las expectativas de inflación a más largo plazo”, opinó Gómez.
Por otra parte, las recompras pueden realizarse no solo sobre títulos de deuda externa, sino también sobre otros valores, como por ejemplo, los títulos indexados a las unidades de desarrollo (tudes), cuyo rendimiento depende de la evolución de la inflación.
Debido a eso, algunos expertos tienen una opinión diferente. “Sí vemos un atractivo interesante en las recompras, por ejemplo en el caso las tudes, creemos que pueden apreciarse aún más porque la inflación probablemente sea un poco más elevada, por lo que una recompra sobre ese título es atractiva”, manifestó Edgar Gutiérrez, gerente del puesto de bolsa CAMMB.


Cómo opera?


Son transacciones a través de las cuales una persona que posee un título valor, pero necesita liquidez, le vende ese título a otra persona, quien no tiene intención de quedarse con el título para siempre, pero que tiene recursos ociosos y quiere obtener un rendimiento atractivo, sin intención de adquirir la propiedad del título para siempre.
Opera como un préstamo, en el que la primera parte recibe recursos entregando como contrapartida el título valor por el plazo de la operación, y se establece una fecha futura en la que se realiza la recompra, donde el inversionista que entregó su título a cambio de recursos los devuelve más un interés, y recibe el título que entregó de garantía.

Ver comentarios