Rechazo a paz no afectará agenda económica de Colombia, según Ministro
Un grupo rebelde de las FARC recibe instrucciones en Diamante, Colombia. Bloomberg/La República.
Enviar

La coalición gobernante de Colombia está intacta y es capaz de lograr que sea aprobada la agenda económica luego de que los votantes rechazaron un acuerdo de paz para poner fin a un conflicto de cinco décadas, dijo Mauricio Cárdenas, ministro de Hacienda.
El Senado aprobó una ley que sube los impuestos a algunos licores, que Cárdenas dijo constituye una prueba de que el gobierno del presidente Juan Manuel Santos todavía puede lograr que el Congreso apruebe leyes, expresó el Ministro en una entrevista con Bloomberg TV.
“El gobierno ha sido capaz de asegurar una coalición en el Congreso para aprobar la agenda económica”, afirmó Cárdenas.
El rechazo al acuerdo de paz “no debe interferir con la agenda económica. En cuestiones económicas no debería haber cambios importantes”, agregó.
La sorpresiva oposición de los votantes a un acuerdo de paz con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), en un plebiscito el domingo desencadenó una venta masiva de bonos del país, así como del peso colombiano, esta semana. Los inversores han expresado temores de que este rechazo pueda obstaculizar el proyecto de reforma fiscal del gobierno, que se requiere para cubrir el creciente déficit fiscal del país.
El peso colombiano revirtió una caída anterior tras los comentarios de Cárdenas y se había fortalecido un 1,4% a medio día en las operaciones de Nueva York, el mayor avance entre las monedas de mercados emergentes.
Los colombianos entienden la necesidad de una reforma fiscal, y el gobierno hará lo que sea necesario para preservar la calificación de crédito de BBB del país, dijo Cárdenas.
En otra entrevista, el Ministro dijo que quienes más ganan pagarán más después de la reforma fiscal, y no descartó un impuesto a los dividendos.
“No vamos a hacer concesiones iniciales. Vamos a ir por la reforma fiscal que el país necesita”, aseveró. También, agregó que la reforma fiscal deberá ser votada en el Congreso tan pronto como la próxima semana y que podría ser promulgada a fin de año.
Los colombianos rechazaron un acuerdo entre el gobierno y las FARC con el 50,2% de los votos en contra y un 49,8% a favor, lo cual provocó una crisis política en el país.

Ver comentarios