Logo La República

Sábado, 22 de enero de 2022



COLUMNISTAS


Receta contra la pobreza

Natalia Díaz natdiaquin@gmail.com | Jueves 25 octubre, 2018


Receta contra la pobreza

La noticia de que la pobreza en general, y la pobreza extrema, han aumentado en un 1% en nuestro país (50 mil nuevos pobres en 2018), según el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INEC) exigen una respuesta inmediata de nuestras autoridades.

Desde nuestra perspectiva de abordaje, hemos propuesto algunas iniciativas que deberían ser tomadas en cuenta para esta temática.

En primer lugar, y aunque suene paradójico, es la reducción misma del Estado benefactor. Es común que cuando las personas se enteran de noticias como esta, lo primero en lo que piensan es en el Gobierno. ¿Qué hace el Gobierno? ¡Es culpa del Gobierno! Tal parece que el hecho de que la ciudadanía pueda acceder a un “papá Estado”, la inmoviliza para buscar por medios propios cómo salir de su situación, a la espera de que sea el mismo “papá” quien llegue a su rescate.

El Estado sí debe cumplir con una serie de tareas de trascendencia, como es procurar una educación de calidad, así establecido en nuestra Constitución, con programas específicos de capacitación y formación de recurso humano acorde con la demanda laboral, según sea el enclave productivo a lo ancho y largo de la geografía nacional. El INA, a manera de ejemplo, con sus recursos y buena infraestructura regional, debería promover cursos intensivos de inglés conversacional y de alto nivel, con becas para jóvenes de zona rural y urbano marginal. La necesidad de este segundo idioma es fundamental en zonas deprimidas. Nótese que las regiones Brunca y Chorotega son las más afectadas con el aumento de los índices de pobreza, pues alcanzan a casi un tercio de su población.

Muy ligado a lo que señalábamos ahora, debemos pensar en la reducción de impuestos, la cual golpea el patrimonio de la gente; tanto a los asalariados como a los empresarios, los cuales con tanta carga tributaria no se sienten incentivados para hacer mayores inversiones y mayor contratación de personal. Si apostamos a que la economía se dinamice, debemos ofrecer las condiciones para ello, pensar en más impuestos es desestimular cualquier esfuerzo de inversión empresarial.

Muy de la mano con lo anterior, requerimos una drástica reducción del gasto público, pues el alto costo de la planilla estatal y sus pluses automáticos se trasladan a la ciudadanía por medio de más cargas tributarias y el consecuente aumento de precios de los bienes y servicios. Necesitamos un Estado más pequeño, más ágil y, desde luego, más austero, el cual sepa responder a las necesidades básicas de la ciudadanía.

Sin crecimiento económico alto no se genera empleo, y si no hay nuevos empleos, los indicadores de pobreza continuarán en aumento año con año.

Necesitamos desregular, poner al MEIC a actualizar requisitos y reglamentaciones para los emprendimientos productivos; a los gobiernos locales a revertir los procesos de apertura de patentes y nuevos establecimientos, permitiendo iniciar la apertura de esos negocios y actividades concomitantemente con la presentación de requisitos y permisos de apertura. Para ello dejé presentado un Proyecto de ley donde buscaba cambios en el Código Municipal que permitieran iniciar las actividades productivas otorgando las autorizaciones a posteriori, y no a priori para autorizar la apertura de los negocios, tal y como ocurre en la actualidad.

El Ministerio de Salud debe colaborar también invirtiendo los procesos de autorizaciones de funcionamiento de locales, fiscalizando los negocios sobre la marcha de los mismos y no previo al inicio de la apertura. Hay que cambiar de paradigma. Primero actuemos e iniciemos, y sobre la marcha rectifiquemos y/o autoricemos los respectivos permisos.

Todas estas medidas nos conducirán a un cambio en el modelo de producción de nuestro país, orientado a una idea central: que es el individuo en libertad, y no el Estado, el que está en mejor posición para producir bienes y servicios, los cuales al ser intercambiados en el mercado generan más empleos y riqueza para todos. 








NOTAS ANTERIORES


Bitcóin verde minado en Costa Rica

Jueves 20 enero, 2022

El bitcóin es la criptomoneda por excelencia, lanzada en 2009. Su fórmula de 9 páginas fue publicada en 2008 por Satoshi Nakamoto

¡Esencial Costa Rica!

Jueves 20 enero, 2022

Una de las marcas que hacen que destaque nuestro país a nivel mundial es la que titula esta columna

La educación es clave

Miércoles 19 enero, 2022

Ya están apareciendo niños de último año de colegio que apenas leen y con costos pueden manejar una cuenta corriente en un banco






© 2022 Republica Media Group todos los derechos reservados.