Enviar
Turistas estadounidenses redujeron plazo para reservar en hoteles costarricenses
Recesión provoca cambios en hábitos del viajero

• Variantes en comportamiento de los visitantes genera incertidumbre sobre ocupación en hoteleros


Karen Retana
[email protected]

La recesión económica en Estados Unidos ha provocado un cambio en los hábitos del viajero norteamericano.
El turista de esa procedencia acostumbraba planear con meses de anticipación sus vacaciones. No obstante, el sector hotelero ha percibido una reducción en el plazo para realizar las reservas.
Esta conducta responde a la incertidumbre del estadounidense sobre el rumbo del país y su situación económica a largo plazo.
Estas variantes en el comportamiento de los visitantes de esa nación preocupa al sector, ya que le imposibilita predecir la ocupación a futuro.
“El norteamericano ahora reserva incluso con dos días de anticipación, lo cual no nos ha permitido determinar la disponibilidad de espacio en los próximos meses”, sostuvo Hellen Campos, gerente de Mercadeo de Small Distinctives Hotels.
Esta agrupación considera que a mediano plazo podría existir alguna incidencia en la reserva, pero principalmente en hoteles dirigidos a segmentos medios y bajos.
En la Cámara Nacional de Turismo (Canatur) consideran que el comportamiento del viajero obedece a que la desaceleración disminuye los ingresos del turista, lo cual va a afectar de manera directa las actividades de ocio.
Pese a este panorama, la ubicación geográfica de Costa Rica podría convertirse en una fortaleza para quienes decidan viajar.
“El costo del tiquete es uno de los principales rubros que se valoran para la toma de decisiones y en ese sentido el país resulta más asequible en precios con respecto a Nueva Zelanda, uno de nuestros principales competidores”, señaló Alberto López, director ejecutivo de Canatur.
Por otra parte, la fortaleza del euro frente al dólar podría crear un desplazamiento de la demanda hacia América Latina, agregó López.
La Cámara tiene la expectativa de que las acciones anunciadas por el Gobierno estadounidense y las que se llevan a cabo a nivel interno atenúen un eventual impacto sobre la actividad turística.
La puesta en marcha de promociones y descuentos se convierte en una herramienta acertada para impulsar la visitación, ya que en esta época es típica una baja en la ocupación, explicó Antonio Benavides, director ejecutivo de la Cámara de Hoteles.
En el Pacífico Central organizan una bolsa turística para promover el destino.
“Queremos atraer la visitación, ya que en nuestro caso los altos precios del petróleo han incidido en la decisión de vacación del turista local”, comentó Eric Ash, representante de Grupo Manuel Antonio.

Ver comentarios