Rebaja en deuda política divide a partidos
La discusión en torno a la deuda estuvo en el congelador durante años y se reactivó cuando Luis Guillermo Solís, candidato del PAC, emplazó a su rival Johnny Araya del PLN para buscar una salida al problema. Marco Monge/La República
Enviar

Monto es motivo de discrepancia

Rebaja en deuda política divide a partidos

Plan se discute hoy contra reloj

El monto a rebajar de la deuda política pondrá a prueba la capacidad de negociación de los diputados hoy, cuando se discuta contra reloj la aprobación de ese recorte.

201309232238160.n33.jpg
Esto, porque los partidos políticos tienen diferencias en cuanto al porcentaje que se disminuirá y si no llegan a un acuerdo esta tarde, es poco probable que la rebaja rija para estas elecciones.
Por un lado, los legisladores del Partido Acción Ciudadana (PAC) abogan por que la disminución incluya los recursos para los comicios nacionales y las elecciones de alcalde de 2016.
Mientras que otros partidos como el Movimiento Libertario y el Partido Liberación Nacional (PLN) se oponen y consideran que los recursos para los comicios de alcalde deben incluirse en otro presupuesto y no en el actual.
En caso de que esta última tesis prevalezca, la deuda política pasaría de ¢42 mil millones a ¢24 mil millones.
Mientras que con la tesis rojiamarilla solo se entregarían unos ¢19 mil millones a los partidos, para que estos financien sus gastos de campaña como signos externos, publicidad y giras.
“El proyecto que propone el PAC es confuso en su redacción. Este partido está de acuerdo en recortar el monto de la deuda política, siempre y cuando se utilice como cálculo el 0,11% del PIB para las elecciones nacionales, sin incluir en ese monto los comicios de alcalde de 2016”, expresó Danilo Cubero, jefe de fracción del Movimiento Libertario.
Durante la sesión de ayer, los partidos alteraron el orden del día del Plenario para discutir en primer debate este proyecto hasta su tramitación final.
En ese sentido, María Jeannette Ruiz, legisladora por el PAC, advirtió que el Plenario discute este tema contra el reloj.
Esto, porque todo cambio electoral debe estar aprobado en dos debates y sancionado por Laura Chinchilla, presidenta de la República, antes del 2 de octubre. De lo contrario, el recorte no podría regir.
En ese sentido, Ruiz destacó que los tiempos legislativos están justos, pues el jueves sería el último día para aprobar la iniciativa.
“En estos momentos hay que tener confianza en los partidos para decirle sí a este proyecto, esperamos que todos serán consecuentes con lo que dicen y lo que hacen. Tenemos claro que los plazos están prácticamente cerrados y que no podemos ir más allá de este martes”, agregó Ruiz.
La discusión en torno a la deuda política estuvo en el congelador durante los tres años anteriores y solo se reactivó el lunes de la semana pasada, cuando Luis Guillermo Solís, candidato del PAC, emplazó a su rival Johnny Araya del PLN para buscar una salida al problema.
La negociación en torno a la rebaja de la deuda política se despejó el fin de semana, cuando el Tribunal Supremo de Elecciones denegó cualquier posibilidad para que se avalaran las donaciones de las sociedades anónimas.

Esteban Arrieta
[email protected]
@earrietaLR

Ver comentarios