Logo La República

Miércoles, 12 de diciembre de 2018



BLOOMBERG


Realidad virtual puede resultar clave para la cura de la ceguera

Bloomberg | Miércoles 20 enero, 2016

La enfermedad de cataratas, que comienza nublando los ojos y que, de no mediar tratamiento, puede traer aparejada la pérdida de la visión, afectará probablemente a 12 millones de personas más en 2020. Bloomberg/La República


 ¿Qué cosa afecta a 20 millones de personas, roba a la economía mundial miles de millones de dólares y puede resolverse con una intervención de cinco minutos?
La respuesta es la ceguera por catarata. La enfermedad, que comienza nublando los ojos y que, de no mediar tratamiento, puede traer aparejada la pérdida de la visión, afectará probablemente a 12 millones de personas más en 2020, en tanto un déficit de médicos calificados limita el acceso a la atención en los países en desarrollo, según la Rand Corporation.
Jim Ueltschi quiere cambiar totalmente la situación. A través de su HelpMeSee, una organización sin fines de lucro empeñada en combatir la ceguera por catarata, quiere capacitar a 30 mil personas para realizar una intervención destinada a eliminar el deterioro utilizando un simulador de realidad virtual que replica el ojo humano y la sensación de la cirugía en vivo.
Restablecer la visión en los “ciegos evitables”, como suele describirse a los afectados, podría inyectar $517 mil millones en las economías pobres del mundo en el lapso de un decenio con un costo de $128 mil millones, según informes de PricewaterhouseCoopers encargados por la Fred HollowsFoundation.
“Las probabilidades de que estas personas o sus descendientes vean alguna vez a un oftalmólogo durante su vida son esencialmente nulas”, dijo Ueltschi en una entrevista telefónica.
“Nosotros tenemos la posibilidad de cambiar el rumbo de la enfermedad utilizando simulación basada en la física para enseñar una cirugía que podría llevar apenas cinco minutos y realizarse en un volumen elevado pudiendo curar a miles cada año”.
La operación, conocida como cirugía manual de catarata con incisión pequeña (MSICS por su sigla en inglés), consiste en hacer dos pequeñas incisiones en el ojo para aflojar y extraer la catarata.
Luego de insertar un lente, la visión normalmente se restablece. La intervención puede realizarse en menos de 20 pasos y requiere únicamente un cirujano capacitado, un equipo de instrumentos esterilizados y una sala de operaciones.
En China, donde cada año quedan ciegos 400 mil ciudadanos debido a las cataratas, hay nada más que cinco cirujanos por cada millón de personas, estimó la Organización Mundial de la Salud.
HelpMeSee proyecta iniciar un programa de prueba allí en abril. Alrededor de 100 estudiantes serán capacitados para realizar MSICS por instructores residentes que enseñan la intervención utilizando el simulador de HelpMeSee en tándem con la enseñanza en el aula.
“En la modalidad clínica de formación, crear un buen cirujano lleva años”, dijo el Dr. Jean-Marie André, cirujano especializado en cataratas que creó una asociación de capacitación a través de la Escuela de Medicina Aix-Marseille con África Occidental y ahora trabaja como funcionario médico de HelpMeSee en África.
“Es imposible capacitar a todos los médicos necesarios y luego ponerlos en países en desarrollo a este nivel. El simulador es un avance importante porque puede crear un cirujano fantástico en menos de tres meses”.
Otras intervenciones comunes que eliminan las cataratas, como la facoemulsificación, dependen de aparatos y fuentes de energía sin interrupciones que no resultan fácilmente accesibles en los países pobres, informó Salud Mundial. La falta de equipos y de conocimientos prácticos suelen traer aparejados malos resultados para los pacientes, en tanto algunos quedan posteriormente ciegos.