Realidad a base de tecnología
Enviar

Realidad a base de tecnología

Prácticas médicas en simuladores humanos son parte de la innovación de la UCIMED

¿Cómo funcionan las prácticas con simuladores humanos?
Se construyen escenarios clínicos, que van desde lo simple, como colocar una sonda, entrevistar a un paciente o hacer un examen de mama, hasta los más complejos como un parto anormal, una cesárea o un paciente que sufre una alteración cardiovascular.
Estos son construidos con base en la realidad fisiológica y patológica de los humanos y se reproduce con la tecnología. El estudiante se entrena para enfrentar estas situaciones en la vida real.

¿Cuáles son las características de los simuladores que los asemejan a un ser humano?
Hay dos tipos de simuladores, los de baja tecnología que son sencillos, para practicar habilidades clínicas o procedimientos clínicos básicos como la toma de una vía, el tacto rectal, suturar una herida, exploraciones ginecológicas, urológicas, oftalmológicas, de los oídos y la garganta.
Los de alta tecnología, que en general son modelos basados en el uso de ordenadores, utilizando hardware y software con el fin de aumentar el realismo de la simulación.
Algunos incluyen recursos audiovisuales y táctiles e integrados para el entrenamiento de diversas tareas o procedimientos clínicos y reproducen diversas tareas como auscultación cardiaca, cateterización cardiaca, colonoscopia, endoscopia y mucho más.

¿Cuáles beneficios brindará a los futuros médicos?
Un alumno de medicina y un futuro profesional médico entrenado en simulación permitirá mayor seguridad al paciente, mayor calidad en la atención y la disminución constante en errores humanos durante el proceso de atención.

¿Qué tan recomendado es enfocar el aprendizaje de medicina mediante simuladores cuando en la vida cotidiana se pueden presentar cualquier tipo de situaciones?
El entrenamiento basado en la simulación permite recrear cualquier escenario de atención y error que se pueden llevar hasta sus últimas consecuencias, sin repercusiones reales.
El alumno se puede enfrentar a situaciones desafiantes en un ambiente seguro donde el error está permitido y aprender de esas faltas sin dañar al paciente. De hecho, se trata de una formación guiada por el error, pues esos deslices son experiencias de aprendizaje y ofrecen grandes oportunidades de mejorar al saber cómo evitarlos.

¿Cuáles son las expectativas al incursionar con esta nueva tecnología?
Se ha podido demostrar que el uso de las simulaciones acorta el tiempo necesario para el aprendizaje de las habilidades, especialmente porque se puede repetir el entrenamiento tantas veces como sea necesario hasta adquirir las habilidades.
Las curvas de aprendizaje basadas en la simulación son mejores que las curvas basadas en el entrenamiento clásico.

Giuliana Llanes
[email protected]
 
Ver comentarios