Enviar
Real Madrid a examen
La vapuleada del Barcelona lo conduce a nueva etapa

Madrid
EFE

El Barcelona devolvió al Real Madrid a su realidad, lo condujo —a falta de la sentencia matemática— a un año casi en blanco, en el que sólo tuvo el consuelo de la Supercopa de España, y, con un vapuleo histórico, deja a su eterno enemigo a puertas de una nueva etapa, con elecciones a la presidencia que deben reconstruir el club y una plantilla corta de calidad.
Rendido al fútbol brillante del eterno rival, el madridismo mira al futuro desde el paso de la apisonadora azulgrana por el Santiago Bernabéu, a horas de que los candidatos a la presidencia comiencen a desfilar en el inicio de sus campañas electorales.
La reaparición de Florentino Pérez es el momento más esperado. Convertido en el salvador del madridismo sin abrir la boca y sin que se haya posicionado, sus movimientos en la sombra dejan sondeos y contactos con futbolistas de renombre que devuelvan la ilusión a una afición rendida ante el potencial del Barcelona y un Real Madrid con tanta fe como falta de calidad.
Nombres como los de Cristiano Ronaldo, Kaká, Cesc Fábregas o Xabi Alonso acapararán las portadas desde ahora. Otros, como Juande Ramos y un buen número de jugadores, ven complicada su continuidad en el Real Madrid.
La goleada del clásico (2-6), lleva a los futuros candidatos a la presidencia a replantearse la continuidad de Juande. La racha liguera (18 partidos sin perder) le hacía ganar enteros, pero la forma en la que la Liga quedó sentenciada sumada a la de Anfield, con la que el Real Madrid dijo adiós a Europa, le alejan. Acaba contrato el 30 de junio y la cláusula de renovación automática si ganaba un título no se podrá ejercer.
En cuanto a jugadores está asegurada la limpia del vestuario independientemente del futuro presidente. Jugadores como Jerzey Dudek, Míchel Salgado, Fabio Cannavaro, Gabriel Heinze, Javi García, Royston Drenthe, Mahamadou Diarra, Julien Faubert y Javier Saviola serán 'invitados a irse'.
Ver comentarios