Enviar
Se espera un aumento de divisas por exportaciones e inversión extranjera directa
Reactivación productiva empujará al dólar
• La pauta de devaluación se mantendría cercana al 6% anual de acuerdo con analistas

Daniel Chacón
[email protected]

Cada inicio de año surge la necesidad de anticipar el comportamiento del dólar para planificar compras, inversiones o deudas. El pronóstico generalizado entre expertos es que su evolución será similar a la del año anterior.
Los temores sobre lo que sucederá con la divisa están bien fundamentados. Con una caída en la producción, exportaciones y en la inversión extranjera directa surge el riesgo de una depreciación acelerada si las cosas no se resolviesen en el corto plazo.
Dependiendo de la forma en que se dé esa recuperación, podría provocar un desequilibrio de la balanza comercial, por lo cual sería de esperar que se presente una devaluación del 7% del colón frente al dólar, consideró Maurilio Aguilar, director de Gestión de Riesgo del Banco Popular.
Hay que recordar que en la actualidad el límite superior de la banda permite negociar la divisa estadounidense hasta por ¢610, aunque el precio promedio de venta en ventanilla sea ¢580.
De mantenerse las condiciones de ampliación de la banda que rigen hoy en día, el techo cambiario se ampliaría hasta ¢660 para diciembre de este año.
Esa amplitud dejaría al mercado con la incertidumbre que genera la volatilidad cambiaria en una banda ancha, puntualizó Aguilar.
Por ello la volatilidad diaria esperada en el tipo de cambio podría ser hasta del 2%, consideró Fernando Estrada, gerente de Estrategia de INS Valores.
En su caso, considera que la reactivación en lugar de fomentar un desequilibrio en la balanza comercial (se importa más que lo exportado), será favorable para efectos de una apreciación del colón.
“Para final de año esperaría una apreciación de la moneda, basado en que las exportaciones se recuperarán, el turismo mejorará en el segundo semestre y espero un aumento en la inversión extranjera directa. Aún más, es de esperar una debilidad propia del dólar que nos lleve a una apreciación del colón”, agregó Estrada.
Incluso, se espera que el Banco Central aplique una política de flotación en lugar del sistema actual de bandas. Esta posibilidad estaba contemplada desde un inicio, y de hecho la idea era que este formato de modelo cambiario se iniciara en febrero próximo y por eso el interés en los productos de cobertura, comentó.
Por ello, tanto para inversionistas como para deudores es importante tener una cifra de devaluación aproximada, debido a la necesidad de planificar la mejor opción.
“Lo mejor será diversificar, buscando tasas en colones superiores a la inflación esperada y en dólares con rentabilidades por tasas de interés bajas, pero con devaluaciones cercanas a la inflación”, consideró Carlos Fernández, gerente de financiera Acobo.
Los números que maneja para 2010 son de una devaluación entre el 5% y el 7% respecto al cierre del tipo de cambio de 2009. Además, esperaría menor volatilidad si se consolida el reglamento para que el mercado financiero pueda ofrecer las coberturas cambiarias, puntualizó.
En el caso de las personas que estén analizando sus opciones de ahorro, lo mejor es hacerlo en la moneda que se planea realizar el gasto, indicó Juan Carlos Corrales, gerente del Banco Nacional, quien coincidió en estimar una depreciación del colón cercana al 7%.
Todo lo anterior sería un resultado para el final del camino, pero es probable que en los meses intermedios del año el dólar pueda subir y bajar de forma inestable, aunque al cierre de año se acomodará a la expectativa de devaluación.


Ver comentarios