RBS se derrumba
Enviar
RBS se derrumba


Reino Unido- Royal Bank of Scotland Group Plc sufrió su mayor caída en 20 años en negociaciones londinenses por temor a que el Gobierno deba tomar el control completo del banco después de que este pronosticó las mayores pérdidas jamás informadas por una compañía británica.
La acción se derrumbó 6%, su más pronunciada caída desde septiembre de 1988, a 11,6 peniques, reduciendo el valor de mercado de la institución crediticia con sede en Edimburgo a 4.600 millones de libras ($6.700 millones).

“La nacionalización a valor cero está implícita en el precio”, dijo Derek Chambers, analista de Standard & Poor’s Equity Research Ltd. que califica a la acción con “mantener”.
RBS dijo que podría declarar unas pérdidas de hasta 28 mil millones de libras ($41 mil millones) este año, las mayores nunca dadas a conocer por una compañía británica, debido al empeoramiento de la crisis crediticia.
El mayor banco controlado por el Gobierno británico podría declarar unas pérdidas para todo el ejercicio antes de minusvalías en activos intangibles de hasta 8 mil millones de libras, dijo RBS, con sede en Edimburgo, en un comunicado. Además, el banco podría provisionar el precio de compras anteriores por un valor de hasta 20 mil millones de libras.
Las pérdidas eclipsarían los 22 mil millones de libras de pérdidas netas de Vodafone Group Plc en 2006.
RBS resultó afectado por la compra de los activos del banco de inversiones de ABN Amro Holding NV tres meses antes de que comenzara la crisis crediticia, una oferta de compra que el ministro de Finanzas Alistair Darling calificó de “desastrosa”. El Tesoro británico dijo que podría aumentar su participación en RBS cuando anunció el segundo plan de rescate de bancos británicos en tres meses.
“Estoy enojado con Royal Bank of Scotland y con lo que pasó”, dijo el primer ministro Gordon Brown en una conferencia de prensa en Londres. El banco tomó “riesgos irresponsables” invirtiendo en hipotecas estadounidenses de alto riesgo y en ABN Amro, dijo.
El consejero delegado Fred Goodwin gastó casi $90 mil millones en compras tras ocupar el puesto en 2000, culminando con la compra por 14.300 millones de euros ($19 mil millones) de ABN Amro en 2007. Goodwin fue despedido en octubre después de que el Gobierno acordara la toma de control del banco escocés, con 282 años de historia.
“El equipo anterior hizo esta desastrosa compra del banco holandés ABN”, dijo Darling a BBC Radio 4.
Las acciones de RBS han caído alrededor del 90% en los últimos 12 meses, reduciendo la capitalización de RBS a 10.900 millones de libras.
“Las cifras verdaderamente son horribles”, dijo Robert Talbut, que colabora en la gestión de unos $31 mil millones en Royal London Asset Management.
“Podemos estar seguros de que habrá más pérdidas crediticias cuantiosas, pero no estamos seguros del volumen ni del momento”, dijo a reporteros en una teleconferencia Stephen Hester, que sustituyó a Goodwin como consejero delegado.
El ministro de Hacienda, Alistair Darling, rechazó pedidos de los legisladores de su propio partido para que se haga cargo temporalmente de todo el sector bancario a fin de hacer que el crédito fluya hacia las familias y compañías.
“Tenemos una opinión clara de que los bancos son mejor administrados cuando pertenecen al sector privado y no por el Gobierno”, le dijo Darling al Parlamento. “Esa sigue siendo nuestra posición”.

Ver comentarios