Enviar

Raúl Castro: la revolución es de los jóvenes

201307262309070.i2.jpg
Raúl Castro junto con los presentes en la celebración de la fallida toma del cuartel Moncada rindieron homenaje al expresidente y líder de la revolución Fidel Castro. afp/la republica
Cuba celebró ayer el 60 aniversario del inicio de su revolución, que "sigue siendo de los jóvenes" según el presidente Raúl Castro y fue elogiada como referente para América Latina y el Caribe por ocho mandatarios de la región, la mayoría aliados políticos del Gobierno cubano.
El antiguo cuartel de Moncada, en la ciudad oriental de Santiago de Cuba, a unos 900 kilómetros al este de La Habana, fue el escenario dde los actos conmemorativos seis décadas después de haber sido el objetivo de la primera y fallida acción armada que lideró un entonces joven Fidel Castro contra el dictador Fulgencio Bastista.
"Han pasado los años, pero ésta sigue siendo una revolución de jóvenes como lo éramos el 26 de julio de 1953", aseveró Raúl Castro, quien destacó que la generación histórica que lideró aquel proceso "va cediendo lugar a los pinos nuevos con tranquilidad y serena confianza".
Tras recordar su propósito de transferir de forma "paulatina y ordenada" a las nuevas generaciones las principales responsabilidades en la dirección de país, Castro advirtió de que para asegurar el éxito en ese empeño es estratégico "preservar por encima de todo la unidad de todos los cubanos dignos".
Vestido de militar pero tocado con un sombrero campesino y con gafas oscuras para combatir el intenso sol de Santiago, el general Castro pronunció su discurso en la explanada del Moncada ante unos 10.000 asistentes, entre ellos los presidentes de Venezuela, Nicolás Maduro; de Bolivia, Evo Morales y Nicaragua, Daniel Ortega.
Todos ellos, junto con Cuba, son miembros de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA), al igual que los estados caribeños de Antigua y Barbuda, San Vicente y las Granadinas, Dominica y Santa Lucía, cuyos primeros ministros también estuvieron en Santiago.
El único presidente de la ALBA ausente fue el ecuatoriano Rafael Correa, pero estuvo representado por su canciller, Ricardo Patiño.
Especialmente simbólica fue la presencia del presidente de Uruguay, José Mujica, que cursa estos días su primera visita oficial a Cuba como mandatario pero que ya estuvo en la isla en 1960 cuando la revolución de Fidel Castro convirtió ese cuartel en una ciudad escolar, uso que se mantiene actualmente.
Todos esos mandatarios intervinieron en el acto para resaltar el papel de la revolución cubana en los "cambios sociales", la "dignidad" y la "autoestima" de Latinoamérica en aras de su total independencia y su integración regional.
También coincidieron en rendir un cerrado homenaje al líder cubano Fidel Castro, a punto de cumplir 87 años y retirado del poder desde 2006.
El 60 aniversario del asalto al Moncada sirvió también para que Raúl Castro rindiera homenaje a la mujer cubana como "madre, combatiente, compañera de sacrificios, alegrías y luchas".
El presidente cubano pronunció esas palabras con notoria emoción, y en algunos momentos con la voz quebrada, presumiblemente por el recuerdo de su esposa, Vilma Espín, quien fue una de las figuras históricas de la revolución, guerrillera en Sierra Maestra, y fundadora y presidenta de la Federación de Mujeres Cubanas hasta su fallecimiento en 2007.
Al finalizar el acto, los mandatarios visitantes y otros invitados se trasladaron junto con Castro al cementerio Santa Ifigenia de Santiago, donde visitaron el mausoleo en el que reposan los restos del independentista cubano José Martí y colocaron ofrendas florales, en medio de una ceremonia militar.

La Habana/EFE

 

Ver comentarios