Enviar

Tributación… ¡ayúdeme a pagar!

El impuesto solidario para el fortalecimiento de programas de vivienda, más conocido como el “impuesto a casas de lujo”, parece que seguirá teniendo una existencia plagada de errores y complicaciones. Como se recordará, este impuesto se creó con la idea de que todas las personas que disfrutaban de una vivienda de lujo, contribuyeran con este impuesto a las personas que vivían en condiciones precarias. A la fecha, ninguno de esos objetivos se ha cumplido, ni de forma remota. Si bien es cierto se ha identificado a muchos de los incumplientes del pago de este tributo, lo cierto del caso es que tampoco los contribuyentes lo tienen fácil. Este impuesto parte del serio problema de que su simple ejecución es altamente complicada. En principio presupone que se hagan avalúos a través de peritos especializados, con el objetivo inicial de simplemente saber si hay que pagarlo o no. Si no había que pagarlo porque la vivienda no supera el monto exento, se habrá gastado tiempo y dinero para nada. Por cierto, que a pesar de que el límite para el pago de este impuesto vence el próximo 15 de enero, a esta fecha la Administración Tributaria ni siquiera ha comunicado formalmente cuánto es el monto exento. Si no se paga teniendo que hacerlo, existía el riesgo de una multa desproporcionada del 1.000% sobre el monto del impuesto, hoy reducida a un 25%. Pero si hay que pagarlo, ¿cómo se hace?
Si bien el plan inicial era obligar a la gente a pagarlo a través de Internet y con la domiciliación de cuentas bancarias, a última hora ninguno de los sistemas funcionó.
Se tuvo que recurrir a última hora nuevamente a un formulario de papel y al pago en ventanilla. A estas alturas, tampoco se sabe si este año se hará a través de formularios digitales o tradicionales, si es por medio de Tribunet o Tributación Digital con sus complicados formularios y páginas que se caen, si el pago es en ventanilla o por Internet. Pero el contribuyente que al final logre superar el proceso, se quedará con la sensación de haber pagado por todo el resto de contribuyentes que no pudieron o no quisieron hacerlo.
Si Hacienda en su página web publica los morosos del impuesto, debería también publicar sus propios funcionarios responsables de que no han habilitado un sistema claro y simple de pago.

Especialista de AFC
Ver comentarios