Logo La República

Martes, 1 de diciembre de 2020




¿Quiénes son los contribuyentes metas de auditoria por parte de Hacienda para el 2021?

Ezequiel Brenes [email protected] | Viernes 23 octubre, 2020

Persona calculando impuestos


Como parte de los procedimientos que lleva a cabo la Dirección de Fiscalización de la Dirección General de Tributación, y en cumplimiento del Decreto 25925-H del 13 de marzo de 1997 y sus reformas, este año fue publicado en setiembre los criterios de selección de contribuyentes para el Plan Anual de Fiscalización 2021, esto mediante la resolución DGT- R-30-2020, que consiste en una lista de sectores y actividades económicas definidas según la Clasificación Internacional Industrial Uniforme (CIIU).

Si damos un breve vistazo de las últimas 4 listas de sectores y actividades económicas a ser incluidas como criterio de selección, es evidente que cada año surgen cambios en el radar de la DGT, con el fin de extender su brazo y alcanzar a más contribuyentes, sin embargo, también revela que en el presente año se disminuyó la lista, y para el 2021 no se alzó la pluma, lo que significa que se mantendrán las mismas 18 actividades del 2020.

  1. Agricultura, ganadería, caza, silvicultura y pesca.
  2. Explotación de Minas y Canteras.
  3. Industrias Manufactureras.
  4. Suministro de electricidad, gas, vapor y aire acondicionado.
  5. Construcción.
  6. Comercio al por mayor y al por menor.
  7. Transporte y Almacenamiento
  8. Alojamiento y servicio de comida.
  9. Información y comunicaciones
  10. Intermediación financiera y seguros.
  11. Actividades Inmobiliarias
  12. Actividades profesionales, científicas y técnicas.
  13. Actividades de servicios administrativos y de apoyo.
  14. Enseñanza.
  15. Actividades de la salud humana y asistencia social.
  16. Actividades artísticas, de entretenimiento y recreativas.
  17. Otras actividades de servicios.
  18. Sujetos pasivos que se dediquen al desarrollo de las actividades señaladas en el artículo 3 de la Ley de Impuesto sobre la Renta.


Por lo tanto, es de esperar que todos aquellas empresas que estén incluidos en estos grupos de contribuyentes, tienen un riesgo alto de ser objeto de una auditoria fiscal para el año 2021.

Recordar que con la reforma fiscal, introducida mediante la Ley de Fortalecimiento de las Finanzas Públicas N° 9635 aprobada el 12 de diciembre del 2018, generó no solo la expectativa de ingresos frescos, sino que también, dotó al fisco de nuevas herramientas, al fortalecer las normas que obligan al pago de impuestos, incluyendo una nueva regulación del Impuesto sobre el Valor Agregado, y un capítulo adicional en la Ley del Impuesto sobre la Renta N° 7092 (LISR), denominado Rentas de Capital y Ganancias y Pérdidas de Capital.

Así las cosas, aunque la lista no cambió para el próximo periodo fiscal, se entiende que por las nuevas solicitudes de información sobre los contribuyentes, como es el caso de la declaración ordinaria del registro de Transparencia y Beneficiarios Finales (RTBF), las nuevas obligaciones de las sociedades inactivas, la implementación de prácticas internacionales impulsadas por la OCDE, así como un mejor control de la información sobre el IVA y el Impuesto sobre la Renta, cambios que sin duda promueven un mejor enfoque de las auditorias fiscales y procesos de control extensivo, se puede concluir que para el presente año y el próximo, los contribuyentes se enfrenten a un ente fiscalizador mejor informado, más audaz y ágil en determinación de impuestos, con más cuerpo jurídico para establecer ajustes y sanciones y como siempre, con un hambre voraz de más recursos.


Ezequiel Brenes

Senior de Impuestos

Grant Thornton






© 2020 Republica Media Group todos los derechos reservados.