Logo La República

Martes, 20 de agosto de 2019



NACIONALES


¿Quién puede ver mi cuenta bancaria?

Redacción La República [email protected] | Lunes 15 junio, 2009



El secreto bancario es cosa del pasado, ahora varios funcionarios tendrían acceso a sus datos
¿Quién puede ver mi cuenta bancaria?
Necesidad de evitar los delitos financieros abrió portillos de la confidencialidad de transacciones bancarias

Las cuentas bancarias de las empresas y personas están al alcance de las autoridades, hoy más que nunca.
Esto se da a raíz de varios cambios legales, aprobados este año, que se utilizan para justificar el levantamiento del secreto bancario bajo presuntas sospechas de más de 60 delitos, sobre todo los que involucran el lavado de dinero, así como el terrorismo y la evasión fiscal.
A esto se le suman las presiones de los organismos internacionales para que se abra el secreto para investigaciones fiscales más amplias aún, lo cual ocurrirá mediante una nueva ley, que se aprobaría en los próximos meses.
Actualmente Costa Rica intercambia información con otros 108 países que pertenecen al Grupo Egmont, organización dedicada a la lucha contra el lavado de dinero y financiamiento del terrorismo, y coopera con la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico y el G20.
Otro aspecto crítico es que actualmente, los datos financieros pueden entregarse a instancia meramente de un funcionario, mientras que en el pasado típicamente solo se pudo obtener el acceso a una cuenta bancaria al contar con la autorización de un juez.
Estas reformas que adelgazaron el velo que cubre la privacidad bancaria empezaron a ampliarse en 2002, con la aprobación de la ley de psicotrópicos, que al mismo tiempo creó el Instituto Costarricense sobre Drogas (ICD) y autorizó por primera vez el levantamiento del secreto sin la intervención de un juez para investigar la legitimación de capitales generados por un delito.
Se puede defender el acceso amplio a los datos financieros por razones de seguridad, o criticarlo como un ataque a los derechos civiles; no obstante, es un hecho que cada año contamos con menos privacidad.






Daniel Chacón
[email protected]