Enviar
Sábado 14 Junio, 2008

¿Quien garantiza la seguridad alimentaria?


La seguridad alimentaria debe ser reconocida como un derecho humano vinculado al derecho a la vida, esto es el derecho de alimentarse en calidad y cantidad para garantizarse una vida saludable.
Para garantizar la seguridad alimentaria es necesario el acceso oportuno y permanente por parte de todas las personas a los alimentos que precisan, asegurando también el acceso a los servicios básicos de saneamiento y salud.
Todos los pueblos tienen el derecho de definir sus propias políticas en lo que respecta a producción, distribución y consumo de alimentos, procurando su autonomía, abastecimiento, y seguridad.
Los países en vías de desarrollo han perdido su capacidad de producir lo que se comen, y entre sus principales causas están: la mala distribución de la tierra, degradación ambiental, sobreutilización de los suelos, las catástrofes y cambios climáticos, las plagas, el uso de tecnologías contaminantes y el aumento de enfermedades asociadas a dietas y hábitos alimentarios inadecuados etc.
La agricultura además de cumplir con funciones y objetivos económicos, útiles a la economía, como también a la sociedad, contribuye a preservar la riqueza cultural, la biodiversidad, la restauración y manejo sostenible de los recursos naturales, la generación de empleo, y el autosustento que proporciona estabilidad a las familias.
Los gobiernos deben adoptar políticas de seguridad alimentaria que se constituyan en uno de los principales ejes del desarrollo social, que no excluya y más bien integre a los ciudadanos, fomentando la democratización de la tierra.
El mercado por sí solo no puede resolver los problemas de seguridad alimentaria, porque solo propicia una mayor agudización de la concentración del ingreso, crea desempleo, y disminuye el poder de compra de las familias.
A partir de los años 80 Costa Rica hace un giro en el sector agrario, cambia de una política de protección y estímulo al mercado interno, a una política de apertura comercial y reducción de la intervención estatal.
Cabe destacar, que nuestro país ha mostrado una tendencia de mayor dependencia del mercado externo en cuanto a alimentos básicos, confundiendo seguridad alimentaria con el derecho que tienen los consumidores a obtener alimentos baratos donde sea, generando a la vez un debilitamiento de los sectores de pequeños y medianos productores.
Finalmente, Costa Rica esta inmersa en varios procesos de apertura comercial, por lo que es necesario establecer estrategias de seguridad alimentaria que involucren mecanismos y acciones que procuren el acceso equitativo a la tierra, así como el establecimiento de sistemas de financiamiento, comercialización, investigación, capacitación y educación.


Luis Fernando Allen Forbes
Director Ejecutivo
Asociación Salvemos el Río Pacuare