Enviar
¡Que siga vivo el sueño!
Trinidad y Tobago es una piedra más en el camino a Sudáfrica

Cristian Williams
cwilliam[email protected]

Tras comprometer su clasificación al Mundial de Sudáfrica 2010, despedir a Rodrigo Kenton y nombrar a René Simoes, Costa Rica recibe a Trinidad y Tobago en el Ricardo Saprissa, este sábado a las 8 p.m.
Con un frío ambiente y muchas dudas en el entorno, la Tricolor debe ganar o ganar, si desea mantener la esperanza de una clasificación directa a la justa mundialista.
Un triunfo servirá para llegar el miércoles a jugarse el todo por todo ante Estados Unidos en Washington.
El hexagonal final de la Concacaf rumbo al Mundial, que otorga tres boletos directos a Sudáfrica y una repesca contra el quinto clasificado suramericano, es liderado por Estados Unidos con 16 puntos, seguido por México (15), Honduras (13), Costa Rica (12), El Salvador (8) y Trinidad y Tobago (5).
Con la llegada del brasileño al banquillo de la Selección Nacional se dio el regreso de figuras como Luis Marín y Rolando Fonseca, cambios en la alineación y en el sistema de juego.
Atrás quedó la línea de cuatro de Kenton, que le cede espacio a la línea de tres, donde destaca Marín como líbero.
De momento del grupo parece repuesto en la parte anímica, luego de tres derrotas consecutivas ante Honduras, México y El Salvador.
Simoes ha dicho que “es posible” clasificar al Mundial, para lo que requiere jugadores con “fortaleza mental” y capacidad para asimilar la “filosofía brasileña” que desea implantar en el equipo.
De acuerdo con lo visto en las prácticas, Simoes ubicará a Keylor Navas en el marco; Luis Marín, Cristian Montero, Denis Marshall, Leonardo González y Pablo Herrera en la defensa.
Como contenciones, Michael Barrantes y Randall Azofeifa; creativo, Walter Centeno, y en ofensiva Alvaro Saborío y Bryan Ruiz.
En esta primera cita de Simoes en el banquillo nacional se vio rodeado de inconvenientes que o llevaron a prescindir de cuatro jugadores: Celso Borges y Oscar Seravalli por lesión, Roy Myrie por enfermedad y Gilberto Martínez por indisciplina.
Simoes conoce bien a Trinidad y Tobago, porque fue técnico de esa selección en las eliminatorias al Mundial Corea y Japón-2002, pero cree que eso no le da ventajas. “Haber estado en Trinidad me da poca ventaja porque ahora el sistema que juegan es otro. Conozco el fútbol trinitense. Van a plantear un partido duro, jugarán más liberados. En 2001, cuando yo los entrenaba, fuimos a Honduras después de quedar eliminados, ¡y ganamos en San Pedro Sula con diez hombres! Por lo tanto no voy a menospreciar a este equipo. Tenemos que centrarnos en este encuentro, y no preocuparnos de Estados Unidos, de la repesca, de Argentina ni de nadie más”, apuntó el brasileño.
Por su parte, Trinidad y Tobago, dirigido por Russell Latapy, ya no tiene aspiraciones a nada en la eliminatoria, pero intentará salvar el honor en su visita a San José y crearles problemas a los ticos.
“No tenemos ya opción de clasificar, pero siempre vamos a jugar por el orgullo de nuestro país. Vamos a disfrutar de nuestro fútbol y a darles oportunidad a algunos jugadores para que obtengan experiencia”, afirmó Latapy.


La jornada

México-El Salvador
Estadio: Azteca, 5 p.m.

Honduras-Estados Unidos
Estadio: Olímpico Metropolitano, 8 p.m.

Costa Rica-Trinidad y Tobago
Estadio: Ricardo Saprissa, 8 p.m.
Ver comentarios