Enviar

Por qué las autoridades de Turismo y Aviación Civil no abren provisionalmente la nueva terminal para dar a los viajeros las mejores condiciones por el dinero que están invirtiendo en el país

Qué mal atendemos al turista

Costa Rica ofrece en este momento las peores condiciones a los turistas que ingresan por el aeropuerto Daniel Oduber, en Liberia, a pesar de que cuenta con las herramientas para darles una bienvenida de lujo.
Como informó LA REPUBLICA, no solo no se ha abierto la moderna terminal de pasajeros, sino que el colmo es que desde hace una semana se cerró el local que ofrecía alimentos y bebidas tanto a los visitantes como a los propios empleados del aeropuerto.
Por el atraso en la presentación de unos documentos, el Consejo Técnico de Aviación Civil (Cetac) tiene varado el permiso para que se pongan en operación unas modernas instalaciones aeroportuarias dotadas con salas de embarque con capacidad para 1.500 pasajeros, además con puentes de abordaje que conectan directamente a la terminal con el avión para facilitarles el arribo a los turistas.
La nueva terminal ofrece también otras comodidades, como aire acondicionado, restaurantes, tiendas y baños.
Esa situación condena a los viajeros a tener que bajarse del avión a la caliente pista y de ahí caminar hasta una improvisada y bochornosa terminal de pasajeros que financiaron, en gran parte, los hoteleros de la zona debido a las malas condiciones que tenía el viejo edificio.
Pero ahí no termina el calvario. Si la alta temperatura deshidrata a los visitantes, ellos no tienen donde comprarse una botella de agua porque una mala gestión del Cetac en la obtención de los permisos impidió que se le diera una prórroga a la empresa que ofrecía el servicio de restaurante en el Daniel Oduber.
La Contraloría General de la República negó la autorización porque encontró que no se invitó con suficiente tiempo a una de las empresas interesadas en participar en la licitación, pues se le informó del concurso apenas dos días antes de la apertura de las ofertas.
Es lamentable que se les esté ofreciendo un servicio tan malo a los visitantes cuando se está en la cúspide de la temporada alta de turismo. Por qué las autoridades de Turismo y Aviación Civil no abren provisionalmente la nueva terminal para dar a los viajeros las mejores condiciones por el dinero que están invirtiendo en el país.
Siendo Costa Rica un país que vive del turismo, después de la crisis que sacudió el mercado no podemos darnos el lujo de castigar a las personas que siguen confiando en las bellezas del país para pasar sus vacaciones. Un turista contento es la mejor publicidad que puede tener el país porque difunde el mensaje sobre la gran aventura que vivió en el destino donde pasó sus vacaciones de boca a boca.
Pero las autoridades de turismo y aviación no le dan las dimensiones del daño que le produce al turismo un turista que con justa razón se vaya enfurecido por la mala atención que se le dio por los recursos que vino a dejar en el país. Hay que tener sentido común.
Ver comentarios