Enviar
¡Qué grande Nery!
En Turquía se gestó el primer campeón mundial de atletismo para Costa Rica

Se cayó, es cierto, la pista de Birmingham le recibió, pero se levantó, como solo lo hacen los grandes. Se levantó para ganar, se levantó para ser el mejor, el número 1, para ser el campeón Mundial.
Sí, Nery Brenes Cárdenas, el hijo de Limón, un “made in Costa Rica”, como se hace llamar, puso al país en lo más alto del podio, en lo más alto del mundo, en la cima del atletismo.
45.11 fue el tiempo en el que hipnotizó al país, fue el tiempo que requirió para ganar la medalla de oro en Estambul, Turquía, en el Mundial de atletismo bajo techo.
Ni Chris Brown ni nadie pudo con él y su convicción. Desde el carril 6 gestó la victoria y paso a paso la terminó en la meta. El un día lo dijo, seré campeón mundial, ¡seré el mejor!.
“Nery le regaló a Costa Rica la primera medalla en la historia de los Mundiales en pista cubierta al ganar la final con superioridad insultante en un tiempo de 45.11 segundos, nuevo récord de los campeonatos”, así describió la agencia EFE su triunfo.
Brenes fue cuarto en los Mundiales en sala de Valencia 2008 y en Doha 2010, pero en Estambul se había declarado “listo para ganar medalla”.
“Incontenible en la última vuelta, derrotó con suma facilidad a los bahameses Demetrius Pinder (45.34) y Chris Brown (45.90), mientras que el joven granadense Kirani James, que sorprendió al mundo el año pasado al proclamarse en Daegu campeón mundial al aire libre con 18 años, ha llegado último a la meta en 46.21”, informó EFE.
Con este tiempo, Nery Brenes logró una nueva marca de pista y un nuevo récord nacional y centroamericano en los 400 metros planos bajo techo.
Nery, con medalla en mano, lanzó un mensaje de optimismo a los costarricenses y a la vez un reto: “podemos y debemos soñar alto”.
“Es algo muy especial haber dado a Costa Rica la primera medalla, después de clasificar cuarto en 2008 (Valencia) y 2010 (Doha). Ahora ya sabe todo el mundo de lo que soy capaz. Mi mensaje para mis compatriotas es que podemos y debemos soñar alto”, aseguró desde Turquía, mientras digiere la magnitud de su triunfo.
Brenes se manifestó eufórico tras su victoria. “Estoy en la mejor forma de mi vida. Las dos carreras que hice este invierno me sirvieron para preparar estos campeonatos. He corrido con paciencia las dos primeras rondas y lo he dado todo. Me ha sorprendido el tiempo (45.11, nuevo récord de los campeonatos)”, amplió.
El velocista costarricense logró quebrar la anterior marca en campeonatos del mundo bajo techo, la cual tenía 19 años de antigüedad. Con su crono de 45.11 segundos, el nacional rompió el récord de campeonatos del mundo logrado en 1993 por el estadounidense Harry Reynolds.
También, significa el mejor tiempo bajo techo del 2012, al superar los 45.19 segundos logrados por Kirani James en febrero. Brenes se embolsará un premio de $40 mil (20 millones de colones) gracias a su victoria en Estambul.

Cristian Williams
[email protected]
Ver comentarios