Enviar
¿Qué puedo hacer ante la crisis financiera?

Si usted es una persona con poca experiencia y conocimiento en temas financieros, esta columna es para usted…
En momentos de crisis financiera en la que imperan la falta de confianza y la incertidumbre, paradójicamente tan cercana a la Navidad —época tradicionalmente de gasto y consumo—, vale la pena respirar profundo y considerar algunos aspectos para hacer un mejor uso de su dinero.
• Mantenga la calma y actúe con prudencia. Las crisis pueden ser una oportunidad para replantearse la forma de gestionar sus finanzas. A lo largo de la historia el hombre ha enfrentado crisis en las que siempre ha demostrado su capacidad de reinventarse para hacer frente a nuevos desafíos.
• Reelabore su presupuesto. Analice bien sus ingresos y egresos. Establezca prioridades y suprima todos los gastos innecesarios. Participe a su familia en el proceso y genere conciencia en todos los miembros de esta. Al final de cuentas, las decisiones financieras de la familia afectan a todos sus integrantes.
• Destine siempre un monto para el ahorro y la inversión. Es importante contar con algún dinero para atender situaciones imprevistas o para satisfacer algún proyecto futuro. En la medida de sus posibilidades, destine siempre un monto para ello. En el sistema bursátil y financiero existen diversas opciones que se ajustan a sus necesidades y recursos. Asesórese bien.
• Piense bien antes de endeudarse. Recientemente se dio a conocer en varios medios de comunicación un estudio sobre el alto grado de endeudamiento de los costarricenses por medio de las tarjetas de crédito.
Antes de tomar opciones de crédito, analice bien toda la información disponible. Preste especial atención a las condiciones que podrían variar, como por ejemplo la tasa de interés y moneda, así como a las cláusulas relacionadas con pagos anticipados, y analice cómo ello impacta su situación financiera.
El crédito bien usado puede ser una buena opción. Sin embargo, recuerde que cuando usted se endeuda, implícitamente toma la decisión de comprometer sus ingresos futuros en alguna proporción.
• Dé seguimiento a sus inversiones. Revise periódicamente los estados de cuenta de sus inversiones y cuentas bancarias; y consulte a la entidad cualquier aspecto que requiera aclarar. Por ejemplo, pregunte a su asesor si tiene dudas sobre el impacto que podrían producir situaciones como cambios en las tasas de interés, la inflación y el tipo de cambio.
Las consideraciones anteriores podrían ayudarle a enfrentar y sobrellevar de mejor manera los aires que como ciudadanos vamos a respirar durante los próximos meses. Cada uno de nosotros puede tomar la decisión de que “la marea lo arrastre, o de conducir el navío hábilmente por las aguas turbulentas”.

Kattia Castro Cruz
Directora ejecutiva
Sugeval
Ver comentarios