Siany Villalobos Argüello

Siany Villalobos Argüello

Enviar
Martes 20 Marzo, 2018

¿Qué hizo mi municipalidad en el último periodo?

El mes de marzo es muy significativo para los gobiernos locales y aún más para la ciudadanía ya que el Código Municipal en el artículo 17, inciso g) establece: “g) Rendir cuentas a los vecinos del cantón, mediante un informe de labores …”

La rendición de cuentas es un mecanismo de transparencia que previene actos de corrupción y que posibilita a la ciudadanía conocer el funcionamiento interno de la municipalidad, además facilita estar al tanto de cómo se manejan los fondos públicos e inversión, la prestación de los servicios y las políticas públicas de desarrollo que se plantean en el cantón.

Una rendición de cuentas con transparencia permite: conocimiento profundo y detallado de las decisiones y resoluciones tomadas, acceso a la información, al registro de datos y su difusión, participación de la ciudadanía, así como brindar información sobre uso de recursos económicos invertidos en proyectos, planes y programas así como los gastos en los que incurre, informa sobre los riesgos en las inversiones y sobre aspectos de seguridad.

La rendición de cuentas es un acto en el cual las autoridades electas en la municipalidad, sean estas: alcaldías, intendencias, vicealcaldías y viceintendencias, regidurías, síndicos (as) y concejales de distrito, como responsables de la inversión y fiscalización de los fondos públicos, tienen la obligación de ser eficientes, de apegarse al ordenamiento jurídico, de ejercer de forma ética, eficaz y eficiente el cargo que se les confía, deben evaluar resultados, exigir productividad a los y las colaboradoras municipales, mejorar los controles y minimizar el riesgo, convirtiéndose la rendición de cuentas en un mecanismo formal para el control en el ejercicio del poder público, mejorar la gestión pública y sobre todo fortalecer la democracia.

Algunas características importantes en la rendición de cuentas es la promoción de la participación ciudadana para la toma de decisiones y de planificar de acuerdo con las necesidades, expectativas de desarrollo y urgencias de la colectividad.

Nuestro país cuenta con la Ley N°9398, “Ley para perfeccionar la Rendición de Cuentas”, que contempla requisitos o contenidos mínimos que debe observar una rendición de cuentas, a saber: Objetivos legales que dan origen y fundamento a la respectiva entidad, órgano o sector, recursos financieros, humanos y materiales disponibles, con una justificación de su necesidad y vigencia en orden al interés público y funciones de la institución, organigrama institucional vigente que contendrá una descripción de las diferentes áreas de trabajo y un recuento del número de funcionarios(as), así como su clase (clasificación de puestos) y salarios brutos, metas trazadas para el periodo en análisis, con indicación clara y específica de los resultados concretos obtenidos para cada una de ellas, en el contexto de las municipalidades, Plan de Desarrollo Municipal, Plan de Gobierno, Plan Anual Operativo, descripción y justificación de créditos asumidos, modificaciones salariales acordadas, procesos de contratación iniciados u adjudicados, así como procesos o demandas judiciales enfrentadas o promovidas, viajes realizados por los miembros del concejo, alcaldía o intendencia, jerarcas institucionales y colaboradores (viáticos) de la institución, limitaciones u obstáculos encontrados, retos, objetivos e inversiones visualizados para el mediano y largo plazo, tanto en el contexto institucional, como en el sectorial y nacional.

Como podemos observar la rendición de cuentas y la transparencia no es una ocurrencia, es una norma de carácter constitucional y legal, permite a la ciudadanía ejercer los derechos y deberes, asumir la responsabilidad ciudadana e involucrarse en la planificación, gestión y evaluación de los resultados obtenidos, así como en la fiscalización y en el cumplimiento de los fines y las metas elaboradas y coordinadas con la ciudadanía.

Para todas aquellas personas que no participaron en la rendición de cuentas ofrecidas por las alcaldías municipales e intendencias en cumplimento de la norma, les invito a informarse y buscar estas actividades aportando ideas que se visualicen como oportunidades de mejora, estar al tanto de los acontecimientos en su municipalidad ¿Por qué hay superávit o déficit?, conocer cuál es el desempeño de su gobierno local en la inversión de capital (construcción de obras) dado que este es el rubro donde mayor problema de ejecución presentan los ayuntamientos, todo con el objetivo de cambiar la idea del señalamiento o crítica destructiva por la responsabilidad compartida del progreso cantonal.