Logo La República

Domingo, 16 de diciembre de 2018



NACIONALES


Qué hay detrás de la estocada de Nicaragua

Natasha Cambronero [email protected] | Viernes 03 abril, 2009



Decisión de nicaragüenses de abandonar negociación con Europa podría ser un mecanismo de presión por más ayuda
Qué hay detrás de la estocada de Nicaragua

• El 23 y 24 de abril se realizará una reunión para tratar de convencer a los pinoleros de reintegrarse

Natasha Cambronero
[email protected]

El abandono por parte de Nicaragua de las negociaciones, en torno al Acuerdo de Asociación entre Centroamérica y la Unión Europea (UE), podría ser un mecanismo de presión para que el Viejo Continente incremente su cooperación con el istmo.
Para los vecinos del Norte, el capítulo de cooperación es el más importante, ya que el pilar comercial no representa gran importancia para Nicaragua, debido a que es la nación que menos ventas genera del istmo hacia el Viejo Continente.
En ese sentido, se calcula que mientras Costa Rica representa cerca del 60% de las ventas centroamericanas a Europa, Nicaragua no sobrepasa el 6%.
“Su interés primordial es el capítulo de cooperación y lo que uno interpreta es que ellos no están satisfechos con lo que hasta el momento han logrado e insisten en la idea de su fondo. En el ámbito comercial el intercambio entre Nicaragua y la UE es bajo, es de los más pequeños de la región”, dijo Doris Osterlof, ex viceministra de Comercio Exterior.
Otros analistas coinciden en que la posición de los nicaragüenses es una medida encubierta para incrementar la cooperación de Europa.
“Nicaragua ha perdido cooperación internacional muy importante ante la elección del nuevo presidente y esta situación está presionando las arcas del Estado. Esto puede ser un mecanismo de presión para reanudar la cooperación”, aseguró Nuria Marín, analista internacional.
En Costa Rica, las autoridades negociadoras consideran que Nicaragua estaba buscando “cualquier pretexto” para abandonar las negociaciones.
Durante la VII Ronda, llevada a cabo esta semana en Tegucigalpa, la delegación pinolera suspendió en dos ocasiones la mesa de diálogo, al no tener un consenso en el monto del Fondo Común de Crédito Económico Financiero.
Ante esta situación todavía no se sabe a ciencia cierta cuándo se retomarían las negociaciones, pues el 23 y 24 de abril se realizará una reunión informal para tratar de convencer a los nicaragüenses de reintegrarse al proceso”, explicó Roberto Echandi, jefe negociador costarricense.
Si los nicaragüenses no aceptan reanudar el diálogo, el grupo negociador europeo deberá solicitaría al parlamento de la UE que acepte el acuerdo con los restantes países, algo que en primera instancia estarían dispuestos a hacer.