Pymes pueden apostar a lo grande
Enviar

Distinguirse de la competencia, con productos y servicios a un nicho, pueden ayudarle a una pequeña o mediana empresa para obtener una cuota de participación de mercado.

Esta es la estrategia que podría seguir una pequeña compañía con el fin de no verse ahogada por los precios y cobertura que podrían ofrecer sus competidores.

Para una pyme es difícil manejar precios bajos en sus productos, y competir por precio para lograr una venta podría ser un error que causaría estragos a la empresa, afirman expertos.

También se le dificulta obtener financiamiento para cumplir con un pedido enorme que le solicite un cliente, debido a que no tiene suficientes garantías. Al no contar con una gran infraestructura, incluso podría quedarles mal a sus clientes si tiene exceso de pedidos.
Por esta razón, y más si se inicia, lo principal es conocer cuáles son sus propias ventajas competitivas, qué característica diferenciadora podría ofrecer en su producto o servicio y cuáles son los requisitos que debería cumplir como proveedor.

Las grandes cadenas distribuidoras suelen pedir el cumplimiento de normas de calidad, que los productos que se ofrezcan tengan ciertos estándares, normas de empaquetado, código de barras, permisos sanitarios (en caso de productos comestibles).

Cumplir todas estas tareas es un poco complicado, pero la ventaja de hacerlo es que gran parte de los requisitos le serán útiles para hacer negocios con otras empresas, con lo cual puede aumentar su oferta y ser más competitivo.

De la misma forma, lo puede preparar para eventualmente hacer negocios con clientes en el extranjero.

Ahora bien, superados estos “obstáculos” podría estar en mejor posición para negociar, debido a que el tamaño de su empresa y agilidad interna pueden ayudarle a generar pedidos pequeños a mayor velocidad. Su cliente estará encantado de poder establecer negocios cara a cara con el dueño de la compañía, lo que facilita también la toma de decisiones.

Un elemento importante es tratar de tener relaciones con otras empresas proveedoras, compartir experiencias e incluso formar alianzas que le permitan una mejor negociación con las grandes compañías.

Capacitarse constantemente y estar al día con las últimas tecnologías para pymes le permitirán mantenerse en competencia y seguir creciendo.


 

Ventajas de las pymes frente a las grandes compañías

Aunque no tenga el tamaño y el alcance de una gran compañía, una pyme puede ofrecer valores diferenciados atractivos.
 

Cercanía

Las pequeñas y medianas empresas tratan de una manera más directa con sus clientes, lo que les posibilitará conocer con más facilidad sus necesidades y ofrecer un servicio personalizado. Contactar al dueño de la pyme es más sencillo que con una compañía grande.

Flexibilidad

Su pequeña estructura le permita mayor capacidad para adaptarse a los cambios. Pueden aumentar o disminuir la producción en un momento determinado con mucha mayor facilidad.

Nicho

Para lograr su sobrevivencia, las pymes deben encontrar necesidades muy específicas de sus clientes y satisfacerlas. Esto es más difícil de lograr para una empresa que trabaja en mercados masivos.

Agilidad

Por lo general, es el dueño de la pequeña empresa quien toma las decisiones, o bien, un grupo pequeño de personas, lo cual permite rapidez a la hora de actuar, a diferencia de una compañía que tiene varios niveles de decisión.

Manejo de personal

Vincular a los colaboradores con los objetivos de la pyme es mucho más sencillo, ya que es el dueño quien directamente les podrá hacer ver su visión de negocios. Puede darse una mayor conexión emocional con el personal, e incluso tener una idea más clara de las tareas de cada uno y buscar formas de aumentar la productividad en ciertos momentos claves.

Comunicación

Por ser una operación reducida, es más sencillo lograr una mayor integración y comunicación de las ideas. Así también será más fácil resolver problemas.


Fuente: Integra IMS y Expansión
 



Ver comentarios