Putin busca ruta para sortear Suez
La conexión ferroviaria de 54 kilómetros, que corre entre Khasan en el extremo sudeste de Rusia y el reconstruido puerto norcoreano de Rajin, es parte de un proyecto del presidente Putin
Enviar

Putin busca ruta para sortear Suez 

Vladimir Putin se acerca poco a poco a su objetivo de convertir a Rusia en una importante ruta de tránsito para el comercio entre el este de Asia y Europa con la apertura de Corea del Norte, una dictadura con capacidad nuclear que lleva medio siglo de aislamiento.
El mes pasado, Rusia terminó la primera conexión terrestre que autorizó el régimen estalinista de Corea del Norte con el mundo exterior desde 2003.


La conexión ferroviaria de 54 kilómetros, que corre entre Khasan en el extremo sudeste de Rusia y el reconstruido puerto norcoreano de Rajin, es parte de un proyecto del presidente Putin de volver a unir los sistemas ferroviarios de las dos Coreas y conectarlos con el Ferrocarril Transiberiano.
Eso daría a Putin el control parcial de las conexiones con las redes de trenes de Europa ubicadas a 8 mil kilómetros de distancia.
La ruta es tres veces más rápida que el transporte marítimo a través del Canal de Suez de Egipto, que recibe 17 mil barcos por año, representa el 8% del comercio marítimo y está cada vez más castigado por la acción de los piratas y la inestabilidad política de Egipto y Siria.
“Las empresas navieras afrontan costos más altos para asegurar su carga”, dijo Thomas Straubhaar, director del Instituto de Economía Internacional de Hamburgo, al responder por correo electrónico las preguntas que se le enviaran. “La vía férrea será atractiva si Rusia redobla los esfuerzos para garantizar un transporte seguro y confiable en el largo trayecto que separa Asia de Europa. Los clientes no quieren que les roben el Porsche por el camino”.
OAO Mechel, el mayor proveedor ruso de carbón para la fabricación de acero, será uno de los clientes en la primera etapa del proyecto de Corea del Norte y enviará sus remesas hacia el este con destino a los consumidores asiáticos, según Russian Railways de Moscú.
Las instalaciones de Rajin también pueden reacondicionarse para enviar productos asiáticos hacia el oeste a Europa.
El servicio de prensa de Mechel en Moscú no accedió a formular comentarios.
Los envíos a Europa occidental y Rajin y desde esos destinos tardarán sólo catorce días, frente a 45 días por barco, declaró a la prensa el máximo responsable ejecutivo de OAO Russian Railways, Vladimir Yakunin, en Corea del Norte el 22 de septiembre. Lograr que las dos Coreas trabajen juntas en la vía férrea y un demorado plan para construir un gasoducto que suministre gas natural ruso a los dos países es una tarea que enfrenta numerosos obstáculos financieros y políticos, explicó Fyodor Lukyanov, titular del grupo de investigación del Consejo de Política Exterior y de Defensa de Moscú.
Esas dificultades se deben al programa de armas nucleares de Corea del Norte y a la animosidad que generó la Guerra de Corea de 1950-1953. “La postura de Rusia es involucrar a Corea del Norte en proyectos rentables que la hagan darse cuenta de que la cooperación es mejor que el aislamiento”, señaló Lukyanov.

Bloomberg


Ver comentarios