Enviar
Invierno 2007
Pulso final

Jeaustin no se confía y Delgado no se rinde

Susana Ruiz
[email protected]  

El telón del Campeonato de Invierno caerá el domingo, cuando a partir de las 4 p.m. se realice el partido de vuelta entre el Deportivo Saprissa y el Club Sport Herediano, en el estadio Ricardo Saprissa.
Los morados buscarán su tercer título consecutivo, y ya han dado un paso en firme en esta serie, al vencer por 0-2 a los florenses en condición de visitantes el miércoles anterior.
Sin embargo, no dan la final por terminada, y así lo ha hecho ver el técnico Jeaustin Campos, al afirmar que “sacamos un buen resultado, pero aún faltan 90 minutos. Todavía esto no está definido”.
De ahí que los jugadores morados no se confían, trabajan fuerte, como si la serie estuviera empatada, y es que la experiencia que acumula el plantel de estar siempre en finales, les hace pensar así, para no llevarse una sorpresa, y así poder cerrar el año con el tricampeonato.
Para este encuentro, el estratega morado puede contar con casi todas sus figuras, ya que Walter Centeno desde el jueves se incorporó a los entrenamientos para aportar al trabajo del equipo, y es posible que actúe por lo menos algunos minutos en el partido. El resto del plantel se encuentra en buenas condiciones y motivado para este choque.
Mientras, en el cuadro florense, no tiran la toalla, saben que no tienen nada que perder y mucho que ganar, y confían en remontar ese marcador de 0-2 para alcanzar el título nacional, algo que no gana la institución florense desde hace 14 años. Aunque saben que es difícil, tampoco lo ven como imposible.
Para este encuentro el técnico Javier Delgado, además de buscar la fórmula para vencer a los saprissistas en Tibás, no podrá contar con Mauricio Solís, quien acumuló su quinta tarjeta amarilla, en el juego pasado. Su lugar en la zaga será ocupado por José Villalobos Chan.
“Estoy motivado porque es una final, una final en la que hay que entregar todo al máximo. Si Saprissa quiere ser campeón, hay que tener en cuenta que tiene que sudar, tiene que partirse dentro de la cancha”, indicó Villalobos, para quien será su primer final de campeonato, en la que espera aportar su trabajo a la causa rojiamarilla para sacar adelante este difícil compromiso, y arruinarles la fiesta a los morados.
Ambos equipos están concentrados para este cotejo; los morados en su casa habitual, el hotel Casa Conde, y los florenses en el hotel La Condesa.
Así queda todo listo para esperar el pitazo inicial del central Walter Quesada el domingo, cuando el reloj marque las 4 p.m., en un estadio Ricardo Saprissa que estará a reventar.
Ver comentarios