Enviar
Puig pone el sabor

Luis Rojas
[email protected]

Nueve tenistas latinoamericanos, sin tomar en cuenta el resultado del partido que debía jugar anoche el argentino Renzo Olivo, se mantienen con vida en la Copa del Café para su tercera ronda.
La puertorriqueña Mónica Puig, con un juego voluntarioso, enérgico y perseverante superó su segundo escollo viniendo de atrás, luego de que se le complicó el primer set, que ganaba 4-1 pero que a la postre perdió 4-6.
Mónica levantó su juego en el segundo episodio, logrando rematar el set 7-5 y luego tuvo un cierre sólido para un 6-2 que la colocó en tercera ronda.
Pese a que viene de jugar la final de Casablanca, dice no estar desgastada y se siente con optimismo para seguir avanzando.
“No estoy desgastada, me puse un poco nerviosa porque espero mucho de mí, aunque las cosas a veces no me salen”.
Ella explicó la diferencia en el segundo set, expresando que se preocupó más por su juego que por el resultado y dice que las cosas mejoraron.
“Metí pelotas, fui consistente y corrí toda la cancha y eso fue suficiente; me metí en el juego física y mentalmente”.
Hoy la puertorriqueña tiene un muy difícil partido ante la serbia Doroteja Eric, que en Casablanca, la semana pasada, derrotó a la sembrada uno de la Copa, Gabriela Dabrowski 6-4 y 7-6(3).
“A Doroteja la vi jugar en la semifinal de Casablanca cuando perdió, creo que si me mantengo calmada y todo me va bien voy a salir adelante”.
Además de Mónica, se mantienen con vida Cecilia Costa Melgar, de Chile, y Mónica Cepede, de Paraguay.
En varones que ya están en tercera ronda son el ecuatoriano Sebastián Gómez, los mexicanos Alexis Carlos y Luis Patiño; el venezolano Ricardo Rodríguez; el puertorriqueño Gabriel Flores e Iván Conejero, de Chile.
Ver comentarios