Enviar
Por un lado, inversionistas cautelosos; por el otro, empresas bursátiles optimistas
Puestos de bolsa enfrentan retos
Cierre de tres empresas alertaría sobre necesidad de nuevas estrategias
Algunas firmas dan un giro hacia la economía de escala

En el último semestre, la industria vinculada a valores bursátiles sufrió tres bajas. Márgenes de ganancia bajos, escasos inversionistas y pocas empresas que emiten valores en el mercado, habrían sumado para que algunos en el negocio enciendan luces de alerta.
Ya Citi Valores, HSBC e Interbolsa variaron el giro de negocio.
Interbolsa cedió el puesto de bolsa a Lafise Valores el 15 de abril, mientras que los demás ya no serán intermediarios en el mercado local, dedicándose a otros negocios con mejores resultados.
La tendencia que se observa tanto en valores como en pensiones y otros negocios dedicados a la intermediación, es la llamada “economía de escala”. Cuantos más clientes, tanto más se diluyen los gastos.
De hecho, la mayoría de las operaciones se concentran en cinco entidades, afirmó Juan Francisco Fernández, gerente de Mutual Valores.
Por eso, la concentración de los puestos de bolsa en menos administradores sería una vía para la subsistencia de la industria, especialmente en este país, donde la cultura de ahorro en bolsa no está extendida, dijo Enrique Spilhmann, vicepresidente internacional de Wealth Management Costa Rica, empresa que administra el negocio bursátil de Scotiabank.
Bajo ese contexto, los grupos financieros que responden a políticas internacionales poco a poco han optado por llevar a los inversionistas a otros mercados que implican un costo operativo menor.
“Da la impresión de que la comercialización de fondos extranjeros puede resultar operativamente más fácil y menos costoso para determinados grupos, porque sus casas matrices los comercializan globalmente”, consideró Alvaro Gómez, gerente general de BN Valores.
De hecho, el desarrollo de la industria de inversión local debiera superar primero otros obstáculos, como la rigidez de la regulación, que limita mucho el tipo de inversiones que se pueden ofrecer a las personas, y además resultan caras, comentó Gina Ampiée, gerente de INS Puesto de Bolsa.
Para algunos, el negocio debió rejuvenecerse años atrás, ya que hoy la mayoría de las operaciones son recompras, y eso no da de comer a un negocio, dijo Danilo Montero, gerente de Interbolsa.
Ante ese panorama, el mercado estaría ante el reto más importante de las últimas tres décadas, la renovación del negocio para evitar que sea un juego de pocos.

Daniel Chacón
[email protected]
Ver comentarios