Puerto Caldera será más eficiente
El puerto de Caldera contará con un nuevo puesto de atraque que servirá principalmente para el trasiego de granos, pero también para carga general. Marco Monge/La República
Enviar

Tendrá nuevo muelle con mayor capacidad

Puerto Caldera será más eficiente

Obras arrancarán oficialmente el lunes

Los usuarios del puerto de Caldera podrán movilizar sus productos más ágilmente a partir del próximo año.
La construcción de un muelle de gran profundidad será lo que dará mayor eficiencia a la operación de esa estructura.

201302202337240.n33.jpg
Ello porque en vez de traer la mercancías en varios barcos de menor tamaño, como se hace ahora, se podrán trasladar en uno más grande.
La nueva terminal será una realidad luego de que este lunes la Sociedad Portuaria Granelera de Caldera recibiera la orden de inicio de parte del Incop.
Pero el acto oficial de inicio de los trabajos será el lunes, con la presencia de la presidenta Laura Chinchilla.
Una vez que entre en funciones serán cuatro los puestos de atraque que tendrá el complejo portuario de Caldera.
La inversión que se hará esta vez rondará los $34 millones, de los cuales $30 millones fueron financiados por el banco Bicsa.
Para la construcción de la terminal portuaria se subcontrató a la mexicana Constructora Manzanillo, empresa especializada en puertos.
El plazo para poner a operar la obra será de dos años, de acuerdo con los términos del contrato.
Sin embargo, la meta de la concesionaria es tener el muelle en funciones en 16 meses, anunció Ricardo Ospina, gerente de la sociedad portuaria.
El hecho de que ya se había avanzado el dragado para darle los 13 metros de profundidad y adelantado la contratación de la constructora e importación de materiales, permitiría tenerlo antes de tiempo.
De cumplirse con la meta, el nuevo puerto entrará a prestar servicios por ahí de mayo del año entrante.
Lo único que puede estropear el plan de apurar la entrega es que se encuentren problemas en el suelo que dificulten sentar los pilotes que sostendrán la estructura, destacó Ospina.
En cuanto a las características que tendrá la nueva estructura, la más destacada es su profundidad.
Tendrá 13 metros, dos más que la parte más honda que tiene el complejo actualmente.
Con esa capacidad será posible atender embarcaciones de hasta 210 metros de longitud y 42 mil toneladas de peso muerto.
Será una terminal cuya función principal será atender barcos que trasiegan granos o fertilizantes.
Pero tras hacérsele cambios al diseño también se podrán manejar ahí barcos que traigan carga general, en caso de que no haya buques de granos en espera.
Con ese cambio se beneficiará a los demás clientes, como los que importan acero, carros y otros productos.
No obstante las modificaciones al diseño y una disputa legal ocasionada por un sindicato y una diputada atrasaron la obra.
Originalmente la construcción del muelle de granos debió arrancar en 2006 y entrar en operación tres años después.
Sin embargo, la Anep interpuso un recurso de amparo y Epsy Campbell una acción de inconstitucionalidad que tardaron más de dos años en estudio.
Al final el proyecto superó los escollos legales pero el diseño, que era de 1999, ya estaba desactualizado para el momento.
Fue por eso que se mejoró el diseño para poder prestar en el nuevo muelle nuevos servicios, aparte del de granos.
Una vez que se entregue la obra, la sociedad concesionaria podrá solicitar un ajuste en sus tarifas.
Podrá actualizarlas de acuerdo con el índice de precios al productor de Estados Unidos, desde 2001 hasta 2014, establece el contrato.

Danny Canales
[email protected]

Ver comentarios