Enviar
Concesionario invertirá unos $6 millones en dragado

Puerto Caldera será dragado

Muelle no aumenta su calado desde hace más de ocho años


Danny Canales
[email protected]

El puerto de Caldera recibirá una inversión de $6 millones en labores de dragado.
Lo que se pretende con el proyecto es devolverle al muelle la profundidad original.
Caldera ha perdido hasta cinco metros de hondura, debido a que desde hace más de ocho años no se realizan obras para retirar la sedimentación.
Para su adecuada operación, un puerto debe ser dragado cada cuatro años, en promedio.
Como consecuencia de la poca profundidad, una empresa naviera se vio obligada a cancelar su atraque debido al temor a que sus barcos encallen en la sedimentación.
Además, otras naves deben esperar en alta mar hasta ocho horas para que suba la marea y así poder ingresar al puerto.
“En la marea alta tenemos que descargar rápido para que cuando baje, el barco no esté tan pesado y así completar el desembarque”, explicó Marcos Picado, ingeniero de la Sociedad Portuaria Caldera, operador del puerto.
Lo anterior perjudica a los clientes del puerto, quienes deben contratar barcos pequeños para traer sus productos, lo que aumenta el número de fletes y el costo de producción.
Al final son los consumidores los que terminan pagando, pues Rafael Carrillo, director financiero de Molinos de Costa Rica, reconoce que parte del aumento se traslada al precio final de los productos.
El puerto de Caldera es el más importante del Pacífico. Por ahí ingresa la mayoría de granos de consumo nacional, fertilizantes, acero, aluminio y vehículos.
Solo el último año, el ingreso de mercancías por ese muelle aumentó un 28%, aseguró Emilio Vargas, vocero de la empresa operadora de puerto Caldera.
Para garantizar la operación normal del puerto, la Sociedad Portuaria Caldera gestiona una licitación para realizar el dragado.
En el concurso participaron cinco empresas multinacionales, informó Picado.
El proyecto consiste en remover 600 mil metros cúbicos de material en el rompeolas y en los puestos de atraque uno y dos.
Asimismo, se deberá más bien rellenar el puesto tres debido a que registra una profundidad mayor para lo que fue diseñado y afecta su operación.
El puesto de atraque uno es el que presenta mayor problema, ha reducido su profundidad en hasta cinco metros en un tramo de 80 metros.
Lo recomendable es que en ese sitio la hondura alcance los 11 metros.
En el caso del puesto dos, se deberá aumentar su profundidad en medio metro para llevarlo a diez metros.
Lo contrario sucede en el último puesto, donde más bien se deberá rellenar al menos medio metro debido a que está más profundo de las dimensiones para las que fue diseñado.
En ese último espacio lo ideal es que se mantenga en 7,5 metros de calado.
La expectativa del operador del puerto es iniciar el dragado a más tardar en mayo, para que las obras estén listas entre agosto y setiembre.
El atraso en las obras para aumentar el calado del puerto fue decisión de las autoridades del Instituto Costarricense de Puertos del Pacífico (Incop).
Esa entidad acordó posponer las obras para dejarle esa responsabilidad a la empresa que se adjudicara la operación del puerto, pero no previó que el concurso iba a demorar casi siete años.

Ver comentarios