Enviar
Al menos diez estructuras requieren intervención urgente
Puentes serían reparados tras abandono de dos décadas

• Falta de presupuesto y poco personal calificado dificultaron que puentes recibieran mantenimiento
• Paso por Interamericana Norte, por el río Guacimal se pretende reabrir parcialmente mañana

Natasha Cambronero
[email protected]

La supuesta falta de presupuesto y la escasez de personal calificado serían los causantes del abandono que han sufrido durante más de 20 años los puentes en el país y que comenzaría a ser revertido a partir de ahora.
Esto en razón de que dichas estructuras llevan años —en algunos casos décadas— sin contar con inspecciones que verifiquen s
u buen estado.
Así quedo constatado en un estudio que realizó la Agencia de Cooperación Internacional de Japón (JICA), a principios del año pasado y en el cual recomienda la reparación urgente que necesitan diez de las principales rutas del país, enfatizando que ya cumplieron o están por llegar al límite de su vida útil.
Estas estructuras necesitan inspecciones rutinarias cada dos años, mantenimiento preventivo cada cinco años y especiales, que se realizan después de que ocurre un evento, como uno terremoto o un hundimiento.
Sin embargo, en el país estas observaciones tienen décadas sin realizarse y no es hasta ahora que se piensa crear un sistema qu
e permita realizarlas periódicamente.
“Desde hace más de 20 años que no tenían presupuesto. Antes de que se iniciara esta administración ni el Conavi (Consejo Nacional de Viabilidad) ni en Obras Públicas y Transportes les daban mantenimiento a los puentes”, dijo Karla González, ministra de Transportes, quien agregó que “se está trabajando con el Colegio de Ingenieros en un sistema de mantenimiento de puentes que permita darles una revisión anual ”.
De igual forma, no es hasta un año y medio después de que JICA recomendara la reparación urgente de diez puentes, que Obras Públicas tomó la decisión de arreglarlos.
Tal como lo había informado LA REPUBLICA el pasado 29 de julio, los puentes que necesitan una urgente cirugía reconstructiva son el Abangares, Aranjuez y Azufrado en la Interamericana Norte; Puerto Nuevo y Nuevo en la Interamericana Sur; Chirripó y Sarapiquí en Guápiles; Sucio y Chirripó en la carretera Braulio Carrillo, y Torres (Incurables) en Guadalupe.
“Ya tenemos listos los carteles de licitación para intervenir diez puentes que presentan mayores daños según recomendó JICA. Unos serán reparados en lo que queda del año y los otros quedarán para 2008”, afirmó
González.
Dichos arreglos tendrán un valor de $14 millones y se tomarán de fondos provenientes del Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE).
Por medio de ese ente bancario, se realizarán adicionalmente estudios que permitirán conocer el estado de los 60 puentes con los que cuenta la Interamericana Norte. Dichos análisis son realizados por el consultor José Camacho desde mayo pasado y estarán listos en noviembre.
De igual manera, el Ministerio de Obras Públicas pretende invertir unos $51 millones en la reparación de otros puentes en diferentes sectores del país que requieren intervenciones inmediatas, además de colocar seis puentes Bailey.
Por otra parte, la falla que presentó el puente sobre el río Guacimal, en Sardinal, se debió a un evento aislado y no por falta de readaptación en la capacidad de pesaje, a juicio de González.
Dicha situación ocurrió el pasado sábado a eso de las 10 a.m. y no será hasta este miércoles que se reabra el tránsito, solo que parcialmente, ya que las reparaciones tomarán al menos 15 días más. Aún no se sabe cuánto será el costo total de la reparación.
“El puente se había bajado, ocasionando una diferencia entre la carretera y la losa del puente de 45 centímetros. Se evidenció que uno de los balancines que sostienen la estructura del puente, donde se apoya la cercha con el bastión prácticamente se había aplastado y eso fue lo que ocasionó el bajonazo del puente”, aseguró Alejandro Molina, director de Conavi.
Ver comentarios