Enviar
Viernes 8 Enero, 2016

Don Leiner no tiene ese mismo celo académico y si bien aduce haber leído sobre la estrategia (Puente al Desarrollo), como el alumno que va al quiz sin estudiar, echa mano más de su imaginación que de la realidad para hacer afirmaciones sin sustento

Puente vigoroso, Puente al Desarrollo

¿Qué de nuevo existe y hace diferente la estrategia Puente al Desarrollo para la reducción de la pobreza? Esto pregunta Leiner Vargas (usar parte subrayada para vincular este hipervínculo https://www.larepublica.net/app/cms/www/index.php?pk_articulo=533336684) y es un gusto responderle.
Búsqueda activa. Antes de cumplir un año en la administración, pasamos del modelo imperante que trabajaba exclusivamente por demanda —esperando a las personas en pobreza en las oficinas— a sacar personal a campo a buscarlas. Más de 160 profesionales trabajan con las familias en las comunidades.
En octubre de 2014 se lanzó la herramienta de los Mapas Sociales desarrollados con el INEC y con información del censo de 2011. La cual permite identificar donde se encuentran las principales concentraciones de pobreza, respondiendo así la pregunta de un ex candidato presidencial sobre ¿dónde está la pobreza?, excandidato que era asesorado por don Leiner. Esto también contribuye con apartar el clientelismo, a partir de la técnica. Además, la presencia del cogestor permite concretar el seguimiento, una de las debilidades más profundas de nuestra política social.
Articulación y coordinación interinstitucional. Puente al Desarrollo está logrando que la plataforma de servicios de la red de protección social del país llegue de forma más oportuna e integral a las familias más pobres.
¿Eso qué significa en lo concreto? Significa que, solo entre octubre y noviembre de 2015, 1.500 niños y niñas en pobreza extrema obtuvieron becas de Fonabe de una manera ágil. Más de 3 mil mujeres jefas de hogar en pobreza extrema se capacitaron. También más de 1.500 familias obtuvieron seguro de salud y adultos mayores en pobreza extrema accedieron a pensión.
También en este año se lanzó la medición multidimensional de la pobreza que complementa la medición por ingreso. Además, este año se instaló la estructura del sistema de registro único de beneficiarios, algo que desde el 2006 se identificó como necesidad y estaba sin concretar.
Todos estos son pilares de un puente vigoroso para el desarrollo de las familias más pobres. Pero no es suficiente, sin crecimiento económico, empleos, y una reforma fiscal enfocada en la equidad y la justicia social. Lo anterior es una verdad de Perogrullo que encuentra su único sentido no en decirlo, sino en concretar. Como lo hemos mostrado en Puente al Desarrollo en año y siete meses, la diferencia está en concretar y no en hablar.
Cabe mencionar que economistas como Eduardo Lizano y Ronulfo Jiménez han estudiado y comentado sobre Puente al Desarrollo, señalando su aporte y retos para la política social del país. Similar análisis han hecho el Banco Mundial y el BID. No obstante don Leiner no tiene ese mismo celo académico y si bien aduce haber leído sobre la estrategia, como el alumno que va al quiz sin estudiar, echa mano más de su imaginación que de la realidad para hacer afirmaciones sin sustento. Por el bien de la democracia abierta y sobre todo por las personas más pobres, que siga el debate sano.

Carlos Alvarado Quesada
Ministro de Desarrollo Humano e Inclusión Social