Puente de la platina tendrá diez carriles
Enviar

Obras de la ampliación del corredor San José-San Ramón

Puente de la platina tendrá diez carriles

Se construirá una estructura paralela sobre el puente actual

En menos de dos meses se iniciaría la ampliación a seis carriles del puente sobre el río Virilla, con el objetivo de eliminar el embudo que se forma en horas pico a la altura del Conservatorio de Castella en la Autopista General Cañas.

201503172210250.n33.jpg
Sin embargo, las mejoras en el conocido puente de la platina, podrían ser aún mayores, ya que el proyecto de fideicomiso para la renovación del corredor San José-San Ramón, propone un plan más ambicioso todavía.
Se trata de la construcción de un puente con cuatro carriles, con lo que en total habrá diez, cinco por sentido, para absorber todo el tráfico vehicular de ese sector, señaló Guillermo Loría, vocero del LANAMME.
Ocho carriles se utilizarán para la vía que lleva hasta el aeropuerto Juan Santamaría, mientras que los dos restantes serán para conectar con una entrada y una salida hacia Heredia.
Esta sería la solución más factible debido a la cercanía que tiene el puente con el cruce del Castella, aunque todo dependerá del diseño final que se haga sobre ese sector, reconoció Mauricio González, viceministro del MOPT.
Otra opción más barata sería que el puente adicional tenga solamente dos sentidos, con lo que se buscaría abaratar costos en su construcción.
Como referencia, el costo de la próxima ampliación rondará los ¢4.500 millones, suma que incluye el reforzamiento de las bases, trabajo que está prácticamente finalizado.
Lo que sí no es posible es ampliar la estructura de modo que quede en ocho carriles, pues llevaría la capacidad de los bastiones recientemente reforzados más allá de lo que pueden soportar.
“Es factible que se pueda reforzar y ampliar, pero potencialmente es más fácil construir una estructura paralela”, aseveró González.
Resolver el cuello de botella que se produce diariamente en ese paso ha sido uno de los dolores de cabeza del gobierno desde la administración de Óscar Arias.
Tras varios intentos fallidos, el gobierno de Laura Chinchilla logró el financiamiento para una profunda intervención, con el fin de extender su vida útil. Se reforzaron sus bases, columnas y bastiones.
Sin embargo, a inicios de la actual administración, se decidió paralizar las obras de colocación de la nueva loza en la parte superior del puente, con el fin de obtener el permiso de la Contraloría para una adenda.
En enero pasado se dio la orden de inicio a los diseños que deberán estar listos el mes próximo. La construcción tardaría alrededor de seis meses, por lo que el puente ampliado sería entregado a finales del año.
La construcción del puente paralelo se realizará cuando arranquen las obras de ampliación del corredor San José-San Ramón, el cual aún no tiene fecha de inicio.

Rodrigo Díaz
[email protected]
 

Ver comentarios