Enviar

Esta semana (específicamente 16 de mayo) se celebra el Día del Publicista, una fecha que pasa sin pena ni gloria en el mercado económicamente activo del país y a veces me pregunto por qué en algunos casos se menosprecia esta profesión.

Creo que un primer paso es desmitificar algunas pequeñas cosas:

“Nadie se fuma nada”:  no sé quién fue la persona que inició con esto de “fúmesela bien verde” para referirse a “pensar algo creativo”, pero no sucede así. Sin duda hay estímulos y horas productivas distintas, pero pensar en soluciones no es lo mismo que tener ocurrencias y menos, bajo la influencia de drogas.

“Estereotipos”: Es cierto, nuestra profesión es más distendida en muchos sentidos, pero no por eso todos los creativos publicitarios deben ser personas extravagantes en su personalidad y apariencia. Es injusto que se tache a una persona de mejor o peor publicista por no tener una apariencia “loca”.

“Tiempos”: hay gente que cree que los creativos pasan sentados jugando play, tocando guitarra o “mirando para el icaco” (me encanta esta frase de abuelos) por días y horas para desarrollar su labor del día y es una mentira. Se nos pasa exigiendo para muchas cosas más que solo para una “idea”, se trabaja en dirección de arte, supervisión de producciones, venta y presentación de proyectos, etc…  y en muchas ocasiones bajo presión y con tiempos de entrega estrechos.

“Estrellas”: los publicistas no son unos “rock stars” (bueno… quedarán algunos), son profesionales que respetan el trabajo de los demás y aún y cuando quedan personas que creen que “llamar la atención” es parte importante del CV, la mayoría son personas centradas en cumplir objetivos de negocios.

“Trabajadores”: he escuchado gente creer que los publicistas trabajan menos y por eso deben “palmarla” más a menudo… error. Lo que pasa es que se nos califica por brindar opciones diferentes y no es algo que se saca en un excell o Google por lo que a veces se debe investigar más, filtrar mejor y aterrizar adecuadamente.

Recordamos que un publicista no es, como muchos creen, un oráculo de “chocheras fumadas”, un publicista es un generador de soluciones diferenciadoras y por eso, esta semana: FELICIDADES COLEGAS.

Ver comentarios