Publicidad innova con hologramas y vallas en 3D
“En un supermercado promedio hay más de 50 mil productos a la venta y todas las marcas, desde su precio hasta el diseño de la envoltura, hacen un esfuerzo por sobresalir; de modo que cada segundo previo a la decisión de compra es vital, por ello le damos el hológrafo”, indicó María Gabriela Hidalgo, gerente de Mercado de GBM. Esteban Monge/La República.
Enviar

Costo de este tipo de campañas ronda los $2,5 mil

Publicidad innova con hologramas y vallas en 3D

GBM, IMC y Publimóvil apuestan por estas innovaciones

201504202027020.6.png
Una interacción mayor, así como un nivel de recordación más duradero es la ganancia de las empresas que utilizan plataformas poco convencionales para publicitar un producto.
Campañas con hologramas, vallas en 3D y hasta tótems publicitarios son algunos métodos que implementan las empresas.
El cliente no tiene que comprar ningún servicio para observar este tipo de propaganda, como lo hace al observar publicidad en un periódico o en un televisor.
Este estilo de formato es una respuesta a las nuevas tendencias mundiales, puesto que la mayoría de marcas que innovan con este tipo de imágenes o vallas, lo hacen también a nivel internacional.
“Las ideas ya vienen de otras partes del mundo. Nuestro reto es que el mercado publicitario de Costa Rica se convierta en uno de los pioneros”, explicó Elena Rodríguez, vocera de la Cámara de Publicidad Exterior.
En primera instancia, GBM introdujo al mercado un hológrafo basado en una proyección de imágenes y sonido, el cual interactúa con los consumidores para comunicar el mensaje de una marca, campaña o producto.
El dispositivo constituye el primero de su tipo en el mercado costarricense.
Se trata de un aparato que se coloca en la góndola o los estantes de los pasillos de los supermercados y que puede proyectar imágenes con promociones, descuentos y los beneficios de un producto al consumidor, creando una sensación de que la imagen flota en el aire.
“Tenemos datos que indican que el uso del hológrafo aumentó en un 54% las ventas de una marca de yogur en supermercados de Brasil”, expresó María Gabriela Hidalgo, gerente de Mercado de GBM.
La proyección audiovisual del hológrafo dura en producción menos de mes y medio.
La tecnología ya está instalada en cinco supermercados del país; en tres establecimientos de Auto Mercado y dos de Walmart, con una proyección del Ron Flor de Caña.
En tanto, IMC ha traído al país vallas en 3D con movimiento o con elementos que salen de la imagen estática a la que el público está acostumbrado.
“Los clientes piden esa estrategia para tener un nivel de impacto mayor en el público meta, y sí ha dado resultado, por ejemplo, rótulos con movimiento o que sobresalgan de la valla son apetecidos”, explicó Glen Jiménez, gerente comercial de IMC.
El valor de este tipo de publicidad depende del lugar, el tamaño y las características propias de la imagen, pero podría costar entre $2 mil y $2,5 mil por punto.
Otras innovaciones que realiza la empresa son la utilización de gases que se pueden incorporar a una valla y hasta luminarias que asemejan un espectáculo nocturno.
“Si el cliente quiere transmitir el deseo de ir a visitar el volcán Arenal se puede realizar perfectamente que de la imagen salga una fumarola”, agregó Jiménez.
Otra compañía que apuesta por este tipo de plataformas es Publimóvil, con la utilización de tótems publicitarios que se pueden hacer con pantallas digitales o con marcos personalizados para las marcas.
“Desde hace dos años incorporamos esta tecnología, el público ha aceptado esto paulatinamente con el paso de los años. Queremos que la mayoría de empresas incorporen la tecnología en su publicidad”, dijo Maynor Solano, de Publimóvil.


Raquel Rodríguez
[email protected]

Ver comentarios