Enviar
Jueves 20 Noviembre, 2014

Por la salud del solidarismo, estas preguntas y otras no admiten el silencio, los mentores del megaproyecto hotelero en el golfo de Papagayo tienen la palabra


¡Pssst…pssst…! Solidaristas del Seguro Social


Alberto Martén fue un revolucionario en el mejor sentido de la palabra y, en vez de alentar la confrontación de patronos y obreros, ideó una fórmula de entendimiento, que es un modelo costarricense de exportación al mundo.
El es el padre del solidarismo, donde empleadores y empleados se unen en procura de un mundo mejor.
En Costa Rica, quizá la más poderosa es la Asociación Solidarista de los Empleados de la Caja, la ASECCSS.
Ahí la sinergia de los miles de funcionarios y el aporte institucional son la piedra angular para una poderosa entidad, que precisamente en estos días distribuye dividendos que vienen como maná del cielo para los agremiados.
El padre Claudio María Solano fue quien incubó la semilla y el solidarismo dentro del Seguro Social ha dado abundantes frutos.
No obstante, en un viraje que creo alejado de los principios fundacionales, recientes publicaciones periodísticas dan cuenta de la inversión inicial de más de trece mil seiscientos veinticinco millones de colones, el equivalente a $25 millones de los agremiados, en un megaproyecto hotelero en el golfo de Papagayo, que consumirá una suma superior, en un desarrollo que ni por asomo disfrutarán los asociados.
Son innumerables las preguntas que surgen, las formulo como ciudadano y agremiado:
¿Existe un estudio de mercado? ¿Con la inversión inicial se afectan los dividendos que se distribuyen anualmente? ¿Qué parte del megaproyecto le corresponderá a un asociado cuando deje la organización? ¿Existe experiencia en el manejo hotelero? ¿Se valoró el riesgo? ¿Aprobó la Asamblea General esta multimillonaria inversión? ¿Qué dice la fiscalía de la ASECCSS? ¿El monto total de la inversión a cuánto asciende?
La Asociación Solidarista de la Caja es el buque insignia de lo que puede lograr la sinergia de empleados y patronos, de ahí la importancia de todo lo que acontece en torno a esta organización.
Las respuestas a estos cuestionamientos deben ser públicas, porque la ASECCSS trasciende la propia Caja.
Por la salud del solidarismo, estas preguntas y otras no admiten el silencio, los mentores del megaproyecto hotelero tienen la palabra.

José Luis Valverde Morales

Periodista
[email protected]