Enviar
Jueves 4 Diciembre, 2008

Psicología y comunicación organizacional


La psicología puede ser considerada como una ciencia que versa sobre las interacciones humanas, y estas, a su vez, no son otra cosa que la forma prima de comunicación. De esta manera, las corrientes psicoanalíticas consideran que tanto las palabras como los silencios son actos comunicativos; por ejemplo, el Análisis Transaccional (AT) se basa en la comprensión del papel que juegan emisor y receptor durante las transacciones, es decir, mientras se comunican.
Por su parte, en las corrientes cognitivas, no son los hechos, sino la interpretación que demos a estos, lo que afecta y determina nuestros actos y emociones, siendo que la interpretación de los eventos se hace a través del lenguaje. Es decir, la afectación dependerá de las palabras con las que cataloguemos los hechos; así, algo podrá ser solamente malo o terriblemente catastrófico, con tan solo cambiar el lenguaje con el que lo concebimos.
Esto es igualmente trascendental en el ámbito laboral. La organización es otro ámbito de interacción humana, lo que se materializa en la comunicación de sus integrantes. Es a través de la comunicación de los miembros de una organización que se concretan las estructuras formales e informales de trabajo, que se establecen los estilos de liderazgo y se promueve la motivación, es a través de la comunicación que se cristaliza la cultura interna y cualquier otro fenómeno que interese y estudie la psicología organizacional.
El acceso a la psique, individual o colectiva, pasa por los procesos de comunicación humana. No hay otra forma de adentrarse en los pensamientos y emociones de las personas si no es por medio de lo que ellas mismas nos comunican. Es el colectivo de los pensamientos y emociones, canalizadas por la comunicación, lo que construye todas las organizaciones humanas.

Rafael León Hernández
Psicólogo