Pruebas de Bachillerato cuentan con respaldo del MEP
Para el MEP las pruebas de bachillerato son una garantía del aprendizaje en el tercer ciclo y educación diversificada. Lilliam Mora, directora de Gestión y Evaluación de la Calidad. Esteban Monge/La República
Enviar

Las pruebas de Bachillerato se mantendrán como requisito para graduarse, al ser considerado por el Ministerio de Educación Pública (MEP) como una certificación de los conocimientos adquiridos por los estudiantes de secundaria.

“Con las pruebas le certificamos al país las habilidades y los conocimientos de los estudiantes de su ciclo. Estamos diciendo que no importa si vienen de una comunidad indígena, una zona rural, fronteriza o del colegio con más dinero del país, si obtienen su bachillerato están certificados y tienen los mismos conocimientos”, indicó Lilliam Mora, directora de Gestión y Evaluación de la Calidad.

Para el Ministerio, eliminar estos exámenes significaría reconocer que hay diferencias en el modo de formación pese a que hay un plan de estudios igual para todos, e incluso sería admitir que hay estudiantes de primera clase.

“Estaríamos diciendo que unos aprenden de una forma y otros de otra, sería un tema de inequidad absoluto, que hay bachilleres de primera clase o de segunda porque tienen dinero o porque están en un cole privado”, ejemplificó Mora.

¿En qué afectaría eliminar estos exámenes? Sería perjudicial para quienes desean realizar sus estudios superiores fuera del país, ya que no gozarían de la certificación o garantía que respalda su educación.

Esto después de que el diputado socialcristiano Luis Vásquez enviara una misiva a Sonia Marta Mora, ministra de Educación, donde solicitó su eliminación.

Pero no solo el legislador ha alegado en contra de estas pruebas, sino que la Asociación Nacional de Educadores ha hecho la observación en reiteradas ocasiones.

“Tenemos 20 años de presentar a la Asamblea Legislativa esta propuesta en contra de las pruebas, ya que son sumativas y no evalúan el conocimiento para la vida, solo el adquirido en ese momento. Esa información se borra, no es funcional”, argumentó Gilberto Cascante, presidente de ese sindicato.

Cascante advierte que estos exámenes se han venido mercantilizando, ya que los emplean escuelas privadas como un negocio, y no solo han entorpecido que unas 30 mil personas ingresen a educación superior, sino que las empobrecen.

El sindicato no propone otra opción, sino que considera que basta con las evaluaciones periódicas a las que someten a los estudiantes.

 


MEJORA PROMOCIÓN


De los 37.775 estudiantes examinados en las Pruebas Nacionales de Bachillerato 2015, unos 26.709 (es decir el 71%) las aprobó. En los últimos cinco años, la promoción mejora cada año, excepto en 2014

Año Promoción
2015 71%
2014 68%
2013 70%
2012 70%
2011 67%

Fuente: Estado de la Educación

 


Ver comentarios